Pfizer prevé la distribución masiva de su vacuna para Navidad

La farmacéutica estadounidense prevé obtener la aprobación sanitaria de su vacuna contra el coronavirus en la segunda quincena de diciembre

La carrera internacional para lograr una vacuna efectiva contra el coronavirus está cada vez más cerca de concluir. La farmacéutica estadounidense Pfizer y la compañía biotecnológica alemana BioNtech calculan que su prototipo podría obtener la aprobación definitiva de los reguladores sanitarios en el próximo mes y comenzar a distribuirse antes de que empiece la Navidad.

Los desarrolladores han demostrado que su diseño tiene un 95% de efectividad para proteger a los seres humanos de la Covid-19. Un dato que les coloca como la vacuna más completa hasta la fecha y que les hace pensar que pronto se podrá recibir el visto bueno sanitario. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos están revisando a contrarreloj toda la información de los ensayos.

“Si todo va bien, podría imaginar que obtenemos la aprobación en la segunda quincena de diciembre y comenzamos las entregas antes de Navidad, pero realmente solo si todo va bien”, ha explicado el director ejecutivo de BioNtech, Ugur Sahin, a Reuters TV.

Europa ya decidió incluir su prototipo en los programas de revisión acelerada de vacunas que permiten ir comprobando los datos en tiempo real para acortar los plazos. Una fase que también han alcanzado otras farmacéuticas como Astrazeneca o Moderna, que están ultimando sus lanzamientos. 

Estados Unidos ya trabaja también desde hace meses en la comprobación de los datos del equipo de Pfizer-BioNtech con el objetivo de proporcionar una aprobación de emergencia, lo que permitiría acortar los largos periodos de tiempo que son necesarios para desarrollar una vacuna normalmente. Un comité asesor de la FDA se reunirá con los desarrolladores del 8 al 10 de diciembre para terminar de discutir todos los detalles.

Pfizer y BioNtech defenderán sus resultados en los ensayos

Pfizer se apoyará en su éxito en los ensayos con humanos para tratar de obtener luz verde por parte de los reguladores sanitarios internacionales. Un total de 43.000 personas han participado en las pruebas masivas que se han repartido en dos grandes grupos: uno que ha recibido la vacuna real y otro al que se le ha suministrado un placebo. Únicamente 170 personas han experimentado síntomas del coronavirus, de los que solo 8 formaban parte de la muestra real.

Además, los científicos han comprobado que la vacuna es eficaz en todos los perfiles étnicos de la sociedad y en todos los tramos de edad de la muestra. El informe definitivo de los ensayos ha concluido que es efectiva al 94% en los adultos mayores de 65 años, uno de los colectivos más sensibles a sufrir complicaciones graves de salud por la Covid-19.

El objetivo de la compañía es incrementar su ritmo de trabajo para poner en el mercado cerca de 1.300 millones de dosis de la vacuna en el próximo año. Las grandes potencias mundiales ya han cerrado acuerdos de compra adelantados para garantizarse la primera partida. A la Unión Europea le corresponden 300 millones de unidades. En los primeros meses se espera que 20 millones de inyecciones lleguen a España.