Por qué la obesidad centra tanta atención en la lucha contra el coronavirus

Las investigaciones sobre la Covid-19 han demostrado que las personas que la sufren tienen son más vulnerables al virus

Los investigadores del coronavirus han puesto el foco en la obesidad, una enfermedad que en las últimas cuatro décadas ha llegado a multiplicarse por cuatro y que, además, su tendencia va en aumento.

Las investigaciones sobre la Covid-19 han demostrado que las personas que la sufren tienen son más vulnerables al virus y tienen más posibilidades de sufrir complicaciones y morir.

Las Naciones Unidas advirtieron en 2020 que la obesidad es una “pandemia global por derecho propio”. Por ello, Bloomberg ha intentado dar respuesta a las siete preguntas más comunes de su relación con el coronavirus.

1. ¿Cuál es el motivo por el que la covid ataca más a los obesos?

Según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, las personas obesas con Covid-19 tenían más del doble de probabilidades de ser hospitalizadas, un 74% más de probabilidades de necesitar una unidad de cuidados intensivos y un 48% más de probabilidades de morir.

El principal motivo que vincula la obesidad y el coronavirus es que, al tener un índica de masa corporal más alto, disminuye la capacidad pulmonar, una cuestión que está relacionada con una función inmunológica deteriorada. A esto hay que añadir que, según la investigación, la obesidad también está relacionada con respuestas más bajas a numerosas vacunas. 

2. ¿Cómo de común es la obesidad?

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que aproximadamente el 39% de los adultos, o más de 1.900 millones de personas, tenían sobrepeso en 2016 y de estos más de 650 millones eran obesos.

La obesidad tiene, en parte, relación con la riqueza: las poblaciones ricas comen más. Pero esta enfermedad también ataca a los países más pobres, puesto que una mala nutrición también favorece el aumento de peso. Países tan distintos como Indonesia y Brasil tienen comunidades mal nutridas y con sobrepeso.

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer en las mujeres

3. ¿Qué causa la obesidad?

Entre los motivos que causan la obesidad destacan la dieta, la genética, la falta de ejercicio y el entorno social influyen. También tienen que ver las visitas frecuentes a los restaurantes de comida rápida, los alimento ultraprocesados ​​y los refrescos se encuentran entre los culpables. 

Además, los procesados en general van generalmente cargados de sal, grasa, azúcar y aditivos. Su consumo representa más de la mitad de las calorías consumidas en los Estados Unidos. Según la ONU, a nivel mundial, más de 3 mil millones de personas no pueden pagar dietas saludables y nutritivas.

4. ¿Cómo de grande es el coste?

Las personas obesas tienden una vida más corta y menos saludable. El tratamiento de las afecciones relacionadas con el sobrepeso costará a las naciones del G-20 en promedio un 8,7% de sus presupuestos de salud durante las próximas tres décadas, informa Bloomberg. Además, los niños con sobrepeso tienen más probabilidades de faltar al colegio y, por lo tanto, menos probabilidades de completar la educación superior. 

Si no se abordan la alimentación poco saludable y la obesidad, los costos de salud relacionados superarán los 1.3 billones de dólares al año en la próxima década, estima la ONU.

5. ¿Cuál es la respuesta de las autoridades?

Durante la última década, las autoridades han tomado medidas, principalmente con impuestos específicos y nuevas regulaciones de etiquetado de alimentos.  Antes de la pandemia, se introdujeron impuestos sobre las bebidas azucaradas en países desde México hasta Filipinas. Ahora, otros países están aumentando la presión. El Reino Unido intenta frenar publicidad de comida chatarra y obligan a los cafés y restaurantes a colocar etiquetas de calorías en sus menús.

6. ¿Cuál es el papel de los inversores?

Según informa Bloomberg, algunos administradores de fondos están revisando sus participaciones, presionando a las empresas de alimentos para que revelen más información y analizando la literatura médica como parte de una tendencia de inversión con objetivos ambientales, sociales o de gobernanza en mente. 

Al menos 55 inversionistas institucionales con un total de 7.7 billones de dólares en activos se han suscrito al impulso de la Iniciativa de Acceso a la Nutrición para que los fabricantes tomen una serie de acciones, como vincular el pago de la administración a los objetivos de calidad de los alimentos y hacer que los productos saludables sean más accesibles. 

La obesidad puede afectar más a las mujeres

7. ¿Cómo ha respondido la industria?

Los fabricantes están reformulando sus estrategias, pero todavía queda un largo camino por recorrer. Coca-Cola fue criticada por expertos en salud cuando se reveló en 2015 que estaba financiando investigaciones para enfatizar el ejercicio, en lugar de la reducción de calorías como la clave para perder peso. Otras empresas han optado por empaquetar sus productos en cantidades más pequeñas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.