Susana Díaz lleva el adelanto de primarias del PSOE andaluz a su ejecutiva

La convocatoria se realizará de manera telemática el próximo jueves 6 de mayo con el único punto del día de preguntar a la militancia sobre quién debe ser el candidato de las próximas elecciones en Andalucía

La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, en una sesión de control en el Parlamento al presidente de la Junta, Juanma Moreno / EFE

La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, en una sesión de control en el Parlamento al presidente de la Junta, Juanma Moreno / EFE

Hasta ahora, cada vez que se le ha preguntado por el proceso de primarias y sobre el posicionamiento de las distintas agrupaciones y ejecutivas provinciales acerca de la necesidad de adelantar el proceso de primarias, la respuesta de Susana Díaz, secretaria general del PSOE andaluz, ha sido la misma: “Estoy en el tajo y respeto las opiniones de todos mis compañeros”.

Hasta ahora. Porque el próximo jueves 6 de mayo la expresidenta de la Junta de Andalucía ha convocado en una reunión telemática al pleno de la Comisión Ejecutiva Regional para abordar un único punto, según consta en el orden del día. “Análisis de la situación política y posicionamiento al adelanto del proceso de primarias a la candidatura a la Presidencia de la Junta de Andalucía”, se lee en la convocatoria. La última vez que se reunió la Ejecutiva Regional fue a primeros de marzo.

Quien firma esta convocatoria es Juan Cornejo, secretario de Organización del PSOE de Andalucía y uno de los hombres fuertes del partido que se mantiene al lado de la líder socialista pese a las continuas deserciones que ha vivido de distintos nombres de peso hacia posiciones sanchistas o al sector crítico.

El pleno del partido en Andalucía es una expresión, asimismo, de la división que hay ahora mismo entre las filas del socialismo andaluz: hay susanistas irredentos como Francisco Conejo, secretario de Relaciones Institucionales y uno de los arietes más visibles en la oposición al Gobierno andaluz; o Antonio Pradas, hombre de la estrecha confianza de Díaz, que como secretario de Política Federal del PSOE en 2016, tuvo un papel decisivo en la dimisión de más de la mitad de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, provocando la creación de una gestora que se hiciera con el control del partido, y como ya se sabe, una de las crisis internas más profundas que se recuerdan en el socialismo español.

Y también a la Ejecutiva está previsto que asistan dirigentes socialistas alineados en el movimiento renovador del partido como Ángeles Ferriz, representante del todopoderoso PSOE de Jaén, federación que ha marcado el camino al resto de agrupaciones y federaciones provinciales en la petición de la necesidad del adelanto de primarias; así como Pedro Fernández, actual delegado del Gobierno de Andalucía, cuya designación por parte de Ferraz se entendió como el fin definitivo a la tregua dada entre Susana Díaz y Pedro Sánchez.

Expectación entre el sector renovador

La reunión ha generado de inmediato una gran expectación entre los socialistas alineados en la vertiente de la militancia que pide que se consulte en el corto plazo de tiempo quién debe ser el líder socialista que debe figurar como candidato por el PSOE-A a la Presidencia de la Junta en las próximas elecciones autonómicas.

Según el calendario oficial, los comicios andaluces están previstos en diciembre de 2022, pero su adelanto, a día de hoy, es algo no descartable en absoluto, decisión que estará marcada por el resultado que arrojen las urnas en la jornada electoral de este martes en Madrid y el previsible desplome de Ciudadanos, socio de Gobierno del PP en Andalucía, y cuya irrelevancia a nivel nacional puede condicionar a Juanma Moreno, presidente del Ejecutivo andaluz, a dar por terminada la legislatura.

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, hace declaraciones durante su visita a Úbeda. EFE/ Carlos Cid
La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, hace declaraciones durante su visita a Úbeda. EFE/ Carlos Cid

Con todo, Juan Espadas no ha comunicado de manera oficial que es el nombre que el sector renovador ha elegido –previa aprobación de Pedro Sánchez- para encabezar el proyecto que quiere presentar el PSOE en Andalucía para, por un lado, actualizar el mensaje del aparato ante la militancia y, por otro, recuperar el Gobierno en la comunidad, perdido tras 37 años de hegemonía socialista.

Si bien, según distintas fuentes consultadas por este medio, aseguran que el anuncio de la candidatura del alcalde de Sevilla a presentarse a las primarias para liderar el PSOE en Andalucía se realizará de manera inmediata en los próximos días.

Sucesión de pronunciamientos públicos a favor del adelanto de primarias

Desde que el PSOE de Jaén, que encabeza Francisco Reyes, abriera la espita han sido numerosas las agrupaciones y federaciones provinciales que han consultado a sus respectivas ejecutivas al respecto de la idoneidad de adelantas las primarias.

La última ha sido la Ejecutiva Provincial del PSOE de Cádiz, que tras tres horas de reunión telemática, se mostró mayoritariamente a favor del adelanto de las primarias para elegir candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Esta decisión, como la de todas las ejecutivas provinciales, será trasladada a la dirección regional del partido y al federal.

En Málaga, y a diferencia de los últimos pronunciamientos de la dirección provincial, el último nombre en posicionarse a favor de la renovación ha sido Daniel Pérez, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga. “Cuando llegue el momento se decidirá si da el paso o no, pero sin duda Juan Espadas es una persona que reúne todas las condiciones magníficas para ser el futuro presidente de la Junta de Andalucía”, declaró este lunes en una convocatoria con la prensa.

Cabe recordar que la última reunión de la Ejecutiva provincial del PSOE de Sevilla, donde milita Susana Díaz y donde hasta ahora había una asimilación al 100% de las posiciones de la secretaria general, escenificó la fractura en el gran feudo susanista. Fue en el seno de esta reunión en la que Juan Espadas solicitó abiertamente que se tratara el adelanto de las primarias y si bien el adelanto no fue aprobado sí hubo un 30% que votó a favor de esa consulta.

Fuentes del sector crítico sitúan precisamente aquí la clave que ilustra que Susana Díaz no controla ya el partido: “Si en el PSOE de Sevilla, que es donde milita Susana [Díaz], donde tiene a su gente, un 30% pide primarias abiertamente, ¿qué no va a salir en otros sitios que quieren cambio desde el minuto uno?”.

Si la dirección regional del PSOE andaluz no acepta o no quiere promover un adelanto del proceso de primarias para designar al candidato a la Junta, el Federal puede actuar de oficio y convocarlas, previo análisis de la necesidad de dicho proceso. La necesidad sería, en este caso, un adelanto electoral acerca del que Juanma Moreno dijo ayer desde Atarfe (Granada), en referencia a las consecuencias tras el 4M, que “la Comunidad de Madrid funciona como “caja de resonancia”, en su calidad de capital de España, cuyas “ondas” llegan “a todos los rincones” del país.

Con todo, como ya hiciera Pedro Sánchez en el proceso de primarias de 2017 que ganó, contra pronóstico, frente a Susana Díaz, la candidata oficial del aparato, la ex presidenta del Gobierno andaluz ha basado su estrategia en los últimos meses en un intenso trabajo de visita a agrupaciones locales de pequeñas poblaciones de punta a punta de Andalucía para testar la fidelidad y respuesta de la militancia, que son los que votarán en el proceso de primarias cuya convocatoria parece, ahora, más cerca que nunca.