Villarejo reclama al juez que cite como testigo a Pedro Sánchez en el ‘caso Tándem’

El abogado del excomisario también ha solicitado que testifiquen los expresidentes Mariano Rajoy y Felipe González para explicar su relación

El ex comisario José Manuel Villarejo atiende a los medios a la salida de la Audiencia Nacional. EFE

José Manuel Villarejo ha lanzado un órdago contra la cúpula del Gobierno. El excomisario de la Policía Nacional ha solicitado al juez que cite a declarar como testigos al presidente, Pedro Sánchez, al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, para que demuestren sus acusaciones de que es un “corrupto”.

Su abogado ha decidido pasar de la defensa al ataque en el juicio que investiga las tres primeras piezas separadas del denominado ‘caso Tándem’, centrado en los supuestos servicios de espionaje que ofreció a diferentes entidades cuando todavía estaba en activo. Una estrategia dirigida a intentar limpiar su nombre de las acusaciones públicas que ha recibido.

“Que den explicaciones, qué pruebas tenían de que Villarejo era un corrupto. Que lo digan aquí, no vale decirlo allí”, ha expresado el letrado, José García Cabrera, durante la primera jornada del juicio.

Esta polémica data del año 2018 cuando el presidente del Gobierno realizó un discurso en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de Nueva York en la que colocó a Villarejo en el centro de la diana. “No nos va a marcar la agenda política un corrupto que está en la cárcel”, afirmó ante los representantes del resto de países.

Sánchez aprovechó su intervención para salir en defensa de Delgado, que entonces ejercía como ministra de Justicia, después de que se filtrasen unas conversaciones que mantuvo con el comisario años atrás, cuando trabajaba como fiscal de la Audiencia Nacional. “No vamos a aceptar chantajes. Hemos venido a limpiar y vamos a limpiar”, mantuvo el presidente.

Ahora, Villarejo ha retado al líder socialista a presentar las pruebas sobre esa corrupción en sede judicial. “Estamos hablando de declaraciones públicas, nada más y nada menos que en la ONU”, ha advertido su abogado.

Además de Sánchez y Delgado, el excomisario también ha pedido la declaración como testigo de Marlaska porque es en última instancia el responsable de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, un departamento al que ha señalado como el responsable de un supuesto montaje para incriminarle.

Villarejo quiere llevar a la sala a tres presidentes del Gobierno

Más allá de su batalla particular contra Sánchez, Villarejo está dispuesto a convertir el juicio del ‘caso Tándem’ en un pulso con la clase política de las últimas décadas. El acusado también ha pedido la comparecencia de otros dos expresidentes del Gobierno: tanto Mariano Rajoy como Felipe González.

El excomisario ha solicitado al juez la declaración de los equipos de las dos administraciones para que acrediten que prestó servicios para diferentes gobiernos a lo largo de su carrera. Ha puesto, como ejemplo, que disponía del número de teléfono personal del expresidente popular para reportarle los avances de sus investigaciones.

El abogado ha hecho extensible su petición a los exministros del Partido Popular, Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal. Así como al que fuera responsable de Interior con Felipe González, José Luis Corcuera, y al exsecretario de Estado, Rafael Vera. Ninguno continúa actualmente en activo en su carrera política.

Sus nombres formal parte de una larga lista de testigos que ha solicitado la defensa, que incluye a fiscales, jueces, policías o miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con los que pretende justificar que sus maniobras cuando era comisario se ejecutaron de acuerdo a la legalidad.