Imagen (cc) Tumisu en Pixabay

El año negro de Facebook

stop

Un repaso a la serie de catastróficas desdichas que han acrecentado más que nunca la desconfianza hacia Facebook y hacia su fundador y CEO, Mark Zuckerberg

Madrid, 28 de diciembre de 2018 (10:36 CET)

Mark Zuckerberg escribió el 4 de enero de 2018: “Mi reto personal para 2018 es centrarme en solucionar problemas como el abuso y el odio, defendernos de la interferencia de los estados o asegurando que el tiempo que pasamos en Facebook sea un tiempo bien empleado”. Zuckerberg, de 34 años, no sabía que estos serían el menor de sus problemas durante 2018, probablemente el peor año para la imagen y credibilidad de la red social.

Zuckerberg es el máximo responsable de Facebook. Controla el 60% de los votos de la empresa, por lo que cualquier decisión que tome el consejo de Facebook debe ser aprobado personalmente por él. Por eso la responsabilidad de la catástrofe que ha sido 2018 para Facebook recae directamente sobre sus hombros.

El escándalo de Cambridge Analytica lo cambió todo. No solo cambió Facebook, cambió la percepción que el público y los políticos tenían sobre la red social. Ya se conocía que Rusia había comprado publicidad y creado páginas falsas para interferir en las elecciones de Estados Unidos de 2016 y había muchos políticos enfadados por ello.

Pero lo que se conoció con Cambridge Analytica explicaba perfectamente cómo una red social que sabe absolutamente todo de sus usuarios puede utilizarse en contra de una democracia.

Enero

El año no empezó bien. Se levantaron las primeras voces críticas contra las redes sociales por los trucos que utilizan para manipular a los usuarios y mantenerse más tiempo conectados.

El bienestar digital empezó a ser más reconocido y empresas como Google y Apple decidieron que sus próximas versiones de sus sistemas operativos, Android e iOS respectivamente, integrarían herramientas para controlar el tiempo que usamos los móviles.

Este cambio en Facebook provocó que los usuarios se pasasen 50 millones de horas menos en la red social.

En enero también se decidió que el algoritmo del muro de Facebook priorizase las noticias de amigos y familiares antes que las noticias, debido a la crisis de la desinformación y noticias falsas.

Marzo

Marzo empezó con un bloqueo a nivel nacional: Sri Lanka bloqueó Facebook y Whatsapp por tres días tras hacerse virales llamamientos para acabar con minorías musulmanas.

El plato fuerte llegó el 17 de marzo cuando The Guadian publicó en un especial la historia de Cambridge Analytica. Esta empresa británica empleó datos de millones de usuarios para su uso en la creación de perfiles y su uso con fines políticos.

Los millones de datos se recopilaron gracias a una aplicación especial que permitía recopilar más información de lo normal ya que era originalmente destinada a la creación de estudios académicos.

Aunque la noticia se centró en cómo la campaña de Donald Trump usó estos datos para atacar a su rival, también se demostró cómo Facebook no tenía preocupación por controlar lo que se hacía con los datos de sus usuarios.

Por si esto fuese poco Naciones Unidas señaló a Facebook como herramienta fundamental en la matanza de la minoría musulmana Rohigya en Birmania. Facebook no puso impedimentos en la expansión de memes contra estas personas, así como el cierre de las cuentas de personalidades que alimentaban el odio contra los Rohigyas.

Abril

Mark Zuckerberg va al congreso. El CEO de Facebook testificó por primera vez, y dos veces, ante los políticos estadounidenses para explicar cómo la red social permitió el uso de información de millones de usuarios en su uso partidista o de desinformación.

Todo acabó siendo un teatro, con congresistas más enfocados en pedir explicaciones sobre cómo Facebook funcionaba y conocer si la red social se dedicaba a reducir la expansión de noticias sobre la derecha.

Además en abril se conoció que Zuckerberg tenía una herramienta especial que le permitía borrar sus mensajes en conversaciones con otras personas en Messenger.

El 30 de abril Jan Koum, cofundador de Whatsapp, anunció que dejaría la empresa tras ser adquirida cuatro años antes por más de 19.000 millones de dólares. Todo debido a que Facebook estaba presionando para que la aplicación de chat empezase a generar beneficios con publicidad.

Mayo

Zuckerberg viajó a Bruselas para responder preguntas del Parlamento Europeo, una intervención altamente criticada por la falta de respuestas concretas del directivo.

Junio

Facebook confirmó tratos especiales que permitió que varias empresas chinas como Huawei, Lenovo y Oppo accediesen a información de los usuarios al configurar sus redes sociales en sus móviles.

Fue una decisión muy criticada en Estados Unidos debido a las tensiones políticas con China, pero en realidad era parte de una serie de tratos de mayor nivel internacional.

Julio

Whatsapp se encuentra en el centro de una terrible ola de críticas por la divulgación de noticias falsas. Especialmente en India, donde cinco hombres fueron apaleados y asesinados a manos de vecinos de una aldea al difundirse un aviso falso de que había forasteros que secuestraban niños.

El gobierno indio dijo en su momento que “Whatsapp no puede evadir su responsabilidad”, aunque la empresa poco puede hacer al cifrar de extremo a extremo todas las conversaciones.

El caso de los tratos especiales con empresas crece, y se da a conocer que Facebook tenía tratos con docenas de empresas que tenían acceso especial a datos de usuarios, incluyendo grandes empresas rusas alineadas con Vladimir Putin.

El 26 de julio Facebook pierde en bolsa 119.000 millones de dólares en su valor, la mayor caída de una empresa pública.

Agosto

Facebook decide bloquear la cuenta de Alex Jones, un famoso presentador y divulgador de noticias falsas de la extrema derecha estadounidense. El movimiento llegó solo después de que Apple eliminara su podcast Infowars de iTunes.

Septiembre

El 24 de septiembre Facebook pierde a dos de los directivos más importantes de cara al público, los fundadores de Instagram Kevin Systrom y Mike Krieger.

Los dos cofundadores y amigos decidieron anunciar que se marchaban con efecto inmediato de la empresa para explorar otros proyectos, aunque es de sobra conocido que la realidad es que estaban hartos de que los directivos de Facebook interfiriesen en la decisiones sobre Instagram.

Facebook hizo público uno de los mayores agujeros de seguridad de la plataforma, que permitía acceder a otras cuentas gracias a una herramienta para previsualizar cómo se mostraban los vídeos en las cuentas de los usuarios. Los hackers lograron acceder a datos de 30 millones de usuarios.

Además se presentó una demanda contra Facebook por sus herramientas de publicidad que permite discriminar a personas por sexo.

Octubre

Octubre empezó para Facebook con el lanzamiento de Portal, una pantalla con cámara que permite seguir a personas durante videoconferencias.

El momento del lanzamiento no pudo ser peor, pero es que este producto se debió anunciar entre febrero y marzo de 2018, justo con la crisis de Cambridge Analytica.

En Brasil se descubrió un gran anillo de desinformación en Whatsapp creado por partidarios del entonces candidato a presidente de la república Jair Bolsonaro. Usaron su base de datos de votantes para enviar spam y memes que atacaban a sus rivales.

Esto pasó solo unas semanas después de que Facebook mostrase su “War Room” para acabar con la desinformación con un equipo de personas trabajando todo el día. Hace pocas semanas se supo que un mes después desmantelaron esta unidad.

Noviembre

The New York Times descubrió que la COO y mano derecha de Zuckerberg, Sheryl Sandberg, decidió cubrir las evidencias de que Rusia estaba interfiriendo en las elecciones estadounidenses de 2016. Además apoyó una campaña de desinformación contra el millonario George Soros por referirse a Facebook como “una amenaza para la sociedad”.

Tras esta crisis Sandberg sigue en su puesto, pese a ser altamente criticada por el ataque antisemita contra Soros. Zuckerberg mantiene su apoyo a Sandberg y no se espera que la destituya, aunque quizá en 2019 “decida” renunciar para dirigir su organización Lean In.

Diciembre

Reino Unido hace público una enorme lista de correos electrónicos obtenidos a un socio de Facebook. En estos correos se comenta, entre otros detalles, cómo Facebook llegó a la conclusión que debían comprar Whatsapp al conseguir datos de uso y navegación de usuarios que usaban el VPN gratuito Onavo, empresa que adquirieron.

Espiando la navegación de estos usuarios pudieron conocer cómo y cuándo los usuarios usaban redes sociales rivales en la época como Snapchat, Vine, Instagram o Whatsapp. Al darse cuenta de que Whatsapp empezaba a superar en usuarios a Messenger en algunos países decidieron hacerse con la empresa por 19.000 millones de dólares.

El pasado 14 de diciembre Facebook anunció que habían expuesto fotos personales y privadas de 6,8 millones de usuarios durante 12 días por un error en su programación. Afectó a unas 1.500 aplicaciones creadas por 876 programadores, pero según la red social no tienen constancia de que nadie tuviese acceso a este bug.

Para no terminar el año sin otro escándalo The New York Times publicó otro reportaje sobre el trato de favor de Facebook hacia varias empresas, que les daba acceso a datos especiales como por ejemplo leer y gestionar mensajes privados sin el consentimiento de los usuarios. Empresas como Microsoft, Apple o Amazon negaron tener conocimiento de hasta dónde llegaba el acceso proporcionado excepcionalmente por Facebook.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad