Una cliente de Apple prueba la cámara frontal del iPhone XS en una tienda en Moscú, Rusia. Foto: EFE/SI
stop

Algunos dueños del iPhone XS se quejan de que la cámara frontal aplica a los retratos un alisado de piel que se ve poco realista

Alessandro Solís

Economía Digital

Una cliente de Apple prueba la cámara frontal del iPhone XS en una tienda en Moscú, Rusia. Foto: EFE/SI

Barcelona, 29 de septiembre de 2018 (18:22 CET)

Se apiñan los inconvenientes del iPhone XS. Las primeras pruebas ya advierten de que la batería del nuevo móvil de Apple no está a la altura de sus rivales y su tiempo de carga estándar es eterno. Ahora avisan de otro problema: la cámara frontal, que se estila para sacar retratos estilo selfi, pasa sin avisar un filtro a la piel.

La cámara del iPhone XS y el iPhone XS Max, a diferencia de la de muchos "smartphones", carece de una herramienta usualmente llamada filtro de belleza. Muchos móviles permiten apagarla o al menos ajustarla, pero Apple nunca la ha implementado en sus dispositivos con cámara. 

No obstante, muchos usuarios critican que la cámara de selfis aplica una suerte de alisado de piel que se ve exagerado y poco realista. Algunos dicen que la cámara convierte en naranja la piel blanca, y otros comparan el efecto con un filtro de Snapchat o de Instagram, con la diferencia de que no es elección del dueño del móvil.

Los filtros no deseados de la cámara frontal del iPhone XS

Según el editor de tecnología de CNBC, Todd Haselton, no se trata de un filtro de belleza, sino probablemente del enfoque automático de las nuevas cámaras del iPhone, que tiene como objetivo mejorar las fotos con poca luz y suavizar las imágenes granuladas en situaciones de poca iluminación.

"Este no es un problema que yo experimenté cuando probé el iPhone XS. Me gusta la forma en que funcionan las dos cámaras, pero estas cosas generalmente se reducen a las preferencias personales", comentó el periodista.

Pero muchos clientes de Apple que han utilizado el foro Reddit para expresar su decepción no son tan optimistas. "El iPhone XS está aplicando un filtro suavizante de belleza en la cámara frontal sin decírtelo ni posibilidad de desactivarlo. Esto no es aceptable", escribió un usuario.

"Cuando comprometes la integridad de la cámara sin decírselo a nadie y no dejas opción de apagar (la herramienta), estás vendiendo deliberadamente un producto defectuoso. Además, simplemente no es posible que un algoritmo de filtro pueda funcionar al 100% de forma general", escribió otro consumidor.

Uno de los dueños de un iPhone XS que compartieron los selfis que tomaron con sus nuevos móviles dijo al medio especializado 9to5mac que Apple se comunicó con él para asegurarle que están "trabajando activamente para resolver este problema".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad