La "sala de guerra" que Facebook preparó para combatir las "fake news" en las elecciones legislativas de EEUU en noviembre. Foto: EFE/MD
stop

La red social veta cualquier comentario o noticia falsa que anime a los ciudadanos a no ir a votar

Alessandro Solís

Economía Digital

La "sala de guerra" que Facebook preparó para combatir las "fake news" en las elecciones legislativas de EEUU en noviembre. Foto: EFE/MD

Barcelona, 19 de octubre de 2018 (17:56 CET)

El camino a la redención de Facebook es eterno y está lleno de buenas (y tibias) intenciones. La misma red social que tuvo un papel protagónico en la propagación de noticias falsas en la previa de las elecciones estadounidenses de 2016 –y en muchas otras consultas antes y después de esa– inicia ahora una cacería de publicaciones que aludan a no votar o a los peligros alrededor de las urnas.

Facebook castigará cualquier información adulterada sobre los requisitos para votar y comprobará todos los reportes sobre violencia o largas colas en los centros de votación en las las elecciones legislativas de medio término de EEUU, a suceder el 6 de noviembre, informa Reuters. El esfuerzo para combatir la manipulación electoral es otro intento de consagración de Facebook tras su rol activo en la difusión de "fake news".

El sitio, que tiene más de 1.500 millones de usuarios activos diarios en todo el mundo, evita las demandas por censura con esta medida, pues no prohibe de plano todas las noticias falsas, pero sí pone en marcha un sistema para evitar en la medida de lo posible que los votantes no acudan a los comicios por miedo generado después de leer reportes de dudosa procedencia.

Facebook intenta complacer a todos sin exponerse a demandas por censura

El jefe de política de seguridad cibernética de Facebook, Nathaniel Gleicher, explicó que el veto a este tipo de posts es la respuesta de la compañía a las solicitudes del Senado estadounidense para aclarar cuál será el campo de acción de la red social ante la divulgación de noticias falsas sobre el proceso de votación. Publicaciones que sugieran que otros no deberían votar o que incluyan información incorrecta sobre el proceso serán castigadas.

Esta será una de las pocas áreas en las que Facebook podrá combatir las falsedades, pero no será suficiente para detener todas las mentiras que afloran durante el proceso electoral. "No creemos que debemos eliminar las cosas que comparten en Facebook personas auténticas si no violan el reglamento de la comunidad, incluso si son falsas", dijo la directora de productos Tessa Lyons. Los críticos señalan que estas no son más que medidas "tibias".

Además de ser una labor para su equipo de moderadores, Facebook permitirá a los usuarios reportar las publicaciones que incurren en falsedades electorales. La compañía explicó que estos posts no serán necesariamente eliminados del muro, sino que podrían tan solo ser mostrados a menos usuarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad