Una de las unidades del Samsung Galaxy Fold que se enviaron a expertos para su revisión. Foto: Marques Brownlee/Twitter
stop

Samsung introduce cambios de diseño en el Galaxy Fold para ponerlo de nuevo a la venta a principios del mes de junio, según fuentes cercanas

Alessandro Solís

Economía Digital

Una de las unidades del Samsung Galaxy Fold que se enviaron a expertos para su revisión. Foto: Marques Brownlee/Twitter

Barcelona, 16 de mayo de 2019 (12:40 CET)

Samsung ha tenido la peor suerte con el Galaxy Fold, pero no se queda de brazos cruzados. El fabricante del que se supone que será el primer móvil plegable en llegar a las tiendas está en un duelo contra el reloj para combatir el llamado "foldgate" y arreglar, por fin, los terribles defectos que el ambicioso smartphone afloró nada más llegar a manos de los primeros críticos y expertos en tecnología.

Hace tres semanas que la tecnológica surcoreana tuvo que suspender el lanzamiento del Galaxy Fold hasta nuevo aviso, debido a la avalancha de valoraciones negativas que recibió el móvil por presuntos daños de fábrica. Y hace una semana Samsung aseguró a los clientes que ya compraron el smartphone que sus órdenes se cancelarían si no consiguen corregir el problema antes del 31 de mayo.

Pero es posible que no haya que cancelar ninguna preorden, dado que Samsung tiene un plan para poner fin al "foldgate" en los próximos días. Según informó la agencia coreana Yonhap, la firma ya ha llevado a cabo labores de mejora de los problemas del dispositivo y ahora está probando algunas unidades con operadores móviles de Corea del Sur, antes de anunciar la nueva fecha de lanzamiento.

El Galaxy Fold debía llegar a las tiendas de EE UU el 26 de abril y a las estanterías españolas el 3 de mayo, pero el concierto de reproches de los primeros usuarios retrasó los planes de Samsung. Ahora, si las pruebas salen bien en Corea del Sur, la empresa espera finalmente ponerlo a la venta a inicios de junio. Podría haber una confirmación oficial en cualquier momento.

Así es como Samsung ha arreglado los fallos del Galaxy Fold

El móvil plegable, en su definición más básica, debe tener dos pantallas de distintos tamaños, con las cuales puede utilizarse el dispositivo en dos sentidos: como smartphone o como tablet. Para funcionar adecuadamente, el Fold tiene una capa protectora en la bisagra que no debería retirarse. El problema es que Samsung no informó a los usuarios de la necesidad de mantener esta capa.

El informe de Yonhap dice que en las nuevas unidades la empresa integró la capa protectora dentro de la pantalla para evitar que las personas la retiren. También llenó el espacio que hay cerca de la bisagra, en el que se puede acumular polvo y suciedad, que a su vez pueden dañar los componentes del móvil. De esta forma, dicen las fuentes, el Galaxy Fold debería funcionar sin mayor problema.

Este smartphone se convertirá en uno de los más caros del mercado, con un importe de unos 2.000 euros al momento de su lanzamiento. Entre el coste y la crisis que han ocasionado los daños de las primeras unidades probadas por los expertos, muchos consumidores se ven tentados a ser escépticos respecto del móvil. Se auguran ventas tibias mientras se comprueba su funcionalidad.

Con todo, la llegada a las tiendas del Samsung Galaxy Fold emociona a los aficionados a la tecnología, no por este modelo específico, sino porque todo apunta a que el futuro de los móviles es plegable y este es el primer gran paso para llegar allí.

Hemeroteca

Samsung Smartphones
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad