El controlador de Stadia que creó Google para la comunidad gamer

Google doblega a Sony y Nintendo con su servicio para gamers

stop

La presentación de Stadia, la plataforma de videojuegos de Google, desinfla el valor bursátil de Sony y Nintendo, con caídas en bolsa en torno al 5%

Barcelona, 22 de marzo de 2019 (04:55 CET)

Alphabet –la matriz de Google– presentó el pasado martes Stadia, su nuevo servicio de videojuegos en la nube que permitirá jugar por streaming sin necesidad de tener una consola. El anuncio coincide con el inicio de una caída del 4,78% de Nintendo en bolsa (en Tokio) y del 5,4% de Sony (en el parqué de la Bolsa de Nueva York).

Las compañías niponas dependen de la venta de consolas para crecer. Esto es más cierto para Nintendo que para Sony, puesto que la segunda sí tiene una gama alternativa de productos, aunque la Playstation sigue siendo su mayor activo. La Playstation 4, lanzada en 2013, vendió más de 18 millones de unidades todavía en 2018.

Por su parte, Google ha incrementado su valor en bolsa casi un 4% desde el anuncio, que se efectuó en la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos, en San Francisco. Stadia, la nueva plataforma de la tecnológica, es el nombre oficial de lo que en un inicio se conoció como Project Stream, el esfuerzo de Google para seducir a los gamers.

¿Qué es Stadia, el servicio de Google que asusta a Sony y Nintendo?

Google ya había avanzado que su servicio de videojuegos permitiría jugar en el navegador web Chrome sin necesidad de descargar grandes cantidades de datos o tan siquiera tener una consola. Así las cosas, la plataforma funcionará en ordenadores, móviles, tablets y otros dispositivos con una conexión a internet y la app de Chrome.

Alphabet apela sin lugar a dudas a la generación Youtube, ya que Stadia –además de correr en la nube y poder conectarse a los servicios de nube de competidores de Google– permitirá grabar vídeos de las sesiones de juego para subirlas directamente al portal de vídeos más popular del mundo, en el que la comunidad gamer ha encontrado un amplificador vital.

La relación Chrome-Stadia-Youtube es bilateral, pues también será posible ver un vídeo sobre un videojuego y empezar a jugarlo con solo un clic. En resumen, Google asegura que "el futuro de los videojuegos no es una consola", y entre las posibilidades que ofrece está "pasar de ver un vídeo a jugar una partida" en "cuestión de segundos".

El anuncio divide al sector: "Stadia se ve como una versión beta del futuro de los videojuegos", afirmó The Verge, al mismo tiempo que Geek.com se mostró escéptico no solo del servicio sino del supuesto futuro de streaming que espera a los gamers, en gran parte porque argumenta que la empresa puede ofrecer toda la velocidad y calidad que quiera, pero si las conexiones de los usuarios son deficientes no servirá de nada.

El digital especializado en tecnología Xakata criticó la iniciativa sobremanera: "(Google) ha cometido el error que Netflix jamás cometió en su meteórico ascenso a emperadora del entretenimiento audiovisual. Se gana con Cuarones, Scorseses y Marlings. Se gana con La casa de papel o La maldición de Hill House. No se gana diciendo lo bien que funcionará tu plataforma".

Conviene recordar que el streaming de videojuegos no es nuevo: todas las grandes plataformas lo tienen, y hasta Amazon prepara su servicio en este sentido. Pero lo que no está del todo claro es si el sector de videojuegos será tan grande en un escenario libre de consolas y títulos físicos, y eso da una suerte de aliento a empresas como Sony y Nintendo.

Sony resistirá el auge de Google Stadia, según los analistas

Investor Place analiza la situación desde el punto de vista bursátil, y apunta a dos posibilidades tras el anuncio de Stadia: o Google se come el almuerzo de Sony, o se queda corta. "Las consolas no son baratas. Los jugadores ocasionales no quieren gastar 400 o 500 dólares para comprar otra máquina", dice, "y con Stadia todo el hardware está en la nube, por lo que se eliminan costes importantes".

Los analistas del sitio creen, sin embargo, que "atacar a Sony presenta una baja probabilidad de éxito" porque, después de todo, "la empresa vendió más de 91 millones de unidades de la Playstation 4, una cifra que domina por completo la cuenta de Microsoft y Nintendo". Y sos tiene que, pese a la caída en bolsa, "la imagen a largo plazo de Sony sigue siendo increíblemente viable".

Su juicio es que, "como Amazon, Alphabet introdujo un concepto interesante", pero no es una ruptura del sector. "Stadia no es rival para Sony y sus múltiples décadas de infraestructura y experiencia en juegos", agregó. De momento, Google seguirá apostando por los gamers y ya tiene al menos dos juegos para invitarles a jugar en Stadia: Assassin's Creed Odyssey y Doom Eternal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad