Netflix tratará de hacerse un hueco en el mercado español en 2016. CEDIDA

Netflix propone matrimonio polígamo a Orange

stop

Negocia vías alternativas a Vodafone para vertebrar la expansión en España. La cobertura está limitada a Playstation, Apple y otras consolas

26 de octubre de 2015 (11:29 CET)

La activación del servicio Netflix en España cumple una semana sin que el mercado de la televisión de pago haya experimentado grandes convulsiones. La escasa repercusión era previsible por la pobreza del catálogo con el que arranca la programación de vídeo bajo demanda (VOD) y debido a la escasa cobertura.

Los impulsores del modelo, exitoso en buena parte del mundo pero que en el mercado español ha tropezado con la posición de dominio de Movistar Plus, negocian con Orange para corregir, al menos,  una de las dos debilidades.

El espectador español puede acceder a Netflix a través de Vodafone TV, Apple y varias consolas, como Playstation. Por esta razón, desde este lunes explora nuevos mecanismos para ampliar la audiencia potencial, informan fuentes de la compañía estadounidense. Netflix no firma exclusividades, por tanto, tiene vía libre para captar socios.

Competidor de Movistar Plus

Además de con la filial del operador francés, activará negociaciones esta misma semana con el cableoperador Euskaltel. En caso de pactar, los acuerdos se extenderían a R. En la ronda de conversaciones se incluiría Telecable. Para todas ellas, igual que sucede con Vodafone y Orange, la presencia de Netflix supondría una palanca de competencia contra Movistar Plus.

A medida que Netflix sea capaz de mejorar su programación, el servicio podrá hacer frente al VOD de Movistar Plus, que dispone de un catálogo exclusivo de estrenos de series y cine gracias a una inversión en derechos de 400 millones de euros al año, prácticamente la mitad de lo que destina a comprar contenidos. El resto, lo dedica a deportes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad