Foto: EFE/FV
stop

El mercado negro de datos y tácticas para que los vendedores venzan al algoritmo de Amazon es peor de lo pensado: pagan hasta 9.000 euros por ventajas

Barcelona, 26 de abril de 2019 (08:05 CET)

Los algoritmos que fijan los precios de Amazon y otros portales de comercio electrónico no son el único enemigo de los consumidores. Una nueva investigación revela detalles de un mercado negro dirigido a vendedores externos del marketplace, que pagan grandes cantidades de dinero a cambio de recibir ventajas en la plataforma.

Estos mercados negros ofrecen todo tipo de servicios para que los vendedores venzan al algoritmo, a sus rivales y las propias normas de Amazon. Por ejemplo, los vendedores pueden comprar una herramienta para manipular el sistema de calificación de productos, hundir a los competidores y proteger cietas cuentas contra medidas de seguridad de la plataforma de comercio online.

Un reportaje de Buzzfeed News habla de vendedores que pagan hasta 10.000 dólares (unos 9.000 euros) para aparecer arriba en la lista de resultados de una búsqueda de productos. También pagan para eliminar reseñas negativas de sus productos y vacilar el sistema de Amazon para aupar los ránkings de ventas de ciertas cuentas.

El medio afirma que los servicios del mercado negro para vendedores de Amazon "hacen que sea más difícil para los vendedores que cumplen con las normas de servicio de la compañía tener éxito en el marketplace, y quienes usan estas tácticas engañan a los clientes y socavan la confianza en los productos" del portal digital de compras.

El mercado negro, un problema que se le va de las manos a Amazon

En septiembre de 2018 un informe de The Wall Street Journal daba los primeros indicios del mercado negro para vendedores de Amazon. Entonces, se hablaba de empleados que cobraban dádivas de los vendedores a cambio de ciertos privilegios, como aparecer alto en las búsquedas de productos o despojarse de toda reseña negativa en un determinado bien.

Lo que Buzzfeed difunde coge el testigo de esa primera investigación y pone el foco en muchos otros mecanismos de los vendedores para burlar el sistema de Amazon. "El grado al que los vendedores engañan al sistema, y la cantidad de recursos que destinan a ello, son testamento de cómo los algoritmos de Amazon moldean el consumo", comentó la directora de la firma de ciberseguridad New Knowledge, Renee DiResta.

Un "pulgar arriba" en un producto cuesta 1 dólar, un contacto con un empleado de Amazon para conocer detalles sobre la cancelación de una cuenta cuesta 500 dólares, eliminar reviews negativos cuesta 300 dólares, y por 1,5 dólares se puede engañar al algoritmo para colocar un producto en la recomendación de "usualmente se compran estos productos juntos", por ejemplo.

Las ventas de los vendedores externos suponen el 58% de las ventas de Amazon en EE UU. Pero estos comerciantes no solo compiten entre ellos, sino también contra los productos propios de Amazon que son más reconocibles y fasvorecidos en la plataforma. Muchos de los vendedores que acuden al mercado negro saben que va en contra de las reglas, pero no ven otra alternativa.

Son solo una pequeña parte, dice Amazon

Amazon dice que estos "malos jugadores" representan una pequeña fracción de la mayoría. "No reflejan la comunidad floreciente de empresarios honestos que suponen la mayoría de nuestros vendedores", defendió la compañía. "Continuaremos combatiéndoles, dificultando que se puedan escoger, y trabajando con las autoridades para que se hagan responsables".

La tecnológica lucha diariamente contra este mercado negro. En diciembre cesó a empleados que aceptaban sobornos a cambio de dar información de los clientes. Pero poner fin a estas tácticas se antoja casi imposible para la compañía. Cada vez que una compañía que ofrece estos servicios ilegales mueren, parecen nacer al menos dos nuevas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad