El reto del administrador concursal en Gedescoche: 1.600 afectados y escasa información

El administrador concursal de esta filial de Gedesco trata de regularizar la situación de 1.600 clientes tras la desintegración de la empresa de Aynat

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El administrador concursal de Gedescoche, filial de Gedesco declarada en concurso de acreedores, trata de regularizar la situación de alrededor de 1.600 afectados tras la desintegración de la que fuera la mayor financiera no bancaria de España y cuatro de las mercantiles bajo las que operaba el holding.

En el marco del conflicto societario que envuelve al caso Gedesco, cuatro filiales de la matriz del grupo financiero -Gedesco Factoring, Gedesco Services Spain, Pagaralia y Gedescoche- presentaron la solicitud de concurso de acreedores voluntario justo antes del nombramiento, por orden judicial, de los cuatro consejeros designados por JZI en sustitución de los hasta ese momento gestores de la matriz de la financiera.

Hasta el momento de la entrada en concurso de estas cuatro filiales, el administrador único era en todos los casos Antonio Aynat, fundador del holding financiero junto a Javier García Escrivá. La última en caer ha sido la matriz del grupo, Gedesco Finance, que se declaró en concurso de acreedores la semana pasada tras 23 años de actividad, en los que ha financiado a más de 90.000 empresas y particulares por un valor de más de 9.000 millones de euros.

La primera derivada que está evidenciando los efectos del derrumbe de este grupo empresarial se plasma en el caso de Gedescoche, cuyos clientes ya se están uniendo ante la indefensión e incertidumbre que viven. Vehículos sin seguro, que no pueden pasar la ITV y consecuencias personales de todo tipo se repiten en incontables testimonios de los afectados, tal y como relataron los propios afectados a Economía Digital.

Cuatro afectados por la desintegración de Gedescoche, una empresa que se dedicaba a ofrecer préstamos personales con el respaldo de vehículos como garantía, relataron su caso a este diario: «Estamos con fuertes crisis de ansiedad. Ya nos planteamos entregar el vehículo y perder los 20.000 euros que llevamos pagados», confesaba uno de ellos.

Los clientes podían seguir utilizando su vehículo mientras pagaban el préstamo, pero la empresa se quedaba la propiedad de los coches hasta la finalización del pago del préstamo. En caso contrario, se quedaba los vehículos. Del total de 1.600 afectados, el grueso -unos 1.200– responden a este tipo de casos.

A su vez, la empresa también formalizaba operaciones de renting de vehículos, así como de venta de coches de segunda mano, que podían provenir de su flota de renting o de vehículos utilizados como garantía en sus préstamos. Este tipo de operaciones supone aproximadamente otros 400 casos, según estimaciones de la Administración concursal.

En uno de los grupos en los que se organizan los afectados de Gedescoche, la mayoría de los clientes relatan cómo la empresa dejó de comunicarse con ellos y de pasarles los recibos de las cuotas a principios de este año.

Poco tiempo después, con la empresa ya declarada en concurso, este diario pudo comprobar que desde correos y teléfonos de la empresa se continuó realizando ofertas a sus clientes para cancelar préstamos con grandes descuentos sobre el capital adeudado sin el conocimiento del administrador concursal, después de que el abogado de la sociedad dirigida por García Escrivá y con Aynat como administrador se comprometiera a paralizar estas operaciones hasta contar, en su caso, con la aprobación de la letrada del despacho que gestiona el concurso.

La administración concursal de Gedescoche, designada oficialmente por el juzgado en RI Insolventiadesconocía estos movimientos, según pudo confirmar este diario. Sin embargo, debían contar tanto con su conocimiento como con su aprobación.

Objetivo: regularizar la situación en Gedescoche

Sin embargo, la situación ahora comienza a cambiar. La Administración concursal se he encontrado con una importante falta de información al hacerse con el mando de esta mercantil pero, al contrario del camino que seguirá el administrador del concurso de las otras tres filiales de Gedesco y de su matriz, RI Insolventia no se plantea solicitar al Juzgado la suspensión del plazo para la presentación del preceptivo informe.

Consideran que tienen información suficiente para seguir adelante con el concurso y esperan presentar su informe antes de que finalice el plazo establecido, a principios de julio, para después del verano, previsiblemente, tomar decisiones respecto al destino de la empresa.

En paralelo a este proceso, desde la Administración concursal confirman a este diario que están tratando de dotar a Gedescoche de medios humanos y materiales para ‘poner al día’ la situación de las aproximadamente 1.600 personas que mantienen algún tipo de operación abierta con la empresa.

En concreto, según han explicado a Economía Digital desde RI Insolventia, la empresa ha retomado su actividad con un equipo de cinco personas y dominios de correo nuevos, al tiempo que se están poniendo en contacto con los clientes para regularizar su situación en la mayoría de casos, o ejercer las opciones de compra que en su casos correspondan. Eso sí, avisan de que el proceso no está siendo ágil y aluden a la gran masa de contratos y casos que atender.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta

Ahora en portada
La exvicepresidenta del Gobierno valenciano y exconsellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha llegado a las nueve en punto de la mañana a la Ciudad de la Justicia, donde está citada a declarar como imputada por el supuesto encubrimiento en esa Conselleria de los abusos sexuales a una menor tutelada.EFE/ Manuel Bruque
La Audiencia de Valencia reabre la causa contra Mónica OItra