El juez apunta a que los fundadores de Gedesco impulsaron Stator a espaldas de los máximos accionistas

El magistrado también señala que Stator no pertenecería a la financiera, tal y como sostienen Aynat y el resto de investigados

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia apunta a que los investigados por el vaciado de Gedesco impulsaron la sociedad de inversión Stator Management a espaldas de los máximos accionistas de la compañía. Además, señala que Stator no pertenecería a la financiera, tal y como sostienen los querellados en esta causa.

Así lo hace constar el instructor de este caso, en el que se investiga el presunto vaciado patrimonial de la que fuera la mayor financiera no bancaria de España, en un auto en el que también redujo de 65 a 20 millones de euros la fianza impuesta a los fundadores de la compañía y a dos miembros del destituido consejo de administración.

A principios de este mes, la Audiencia de Valencia rechazó los recursos de los investigados y ratificó la fianza establecida en 20 millones de euros, la tercera más alta impuesta en la historia de la justicia española, en un auto en el que el tribunal hace referencia al «incumplimiento» de las cautelares acordadas y al «aparente desvío de activos» y «quebranto económico considerable» de la financiera.

La millonaria fianza recae sobre el ex consejero delegado y ex administrador único, Antonio Aynat, su socio, Javier García Escrivá, así como de los antiguos representantes del fondo JZ International (JZI) en la financiera, Miguel Rueda y Ole Groth, contra quienes también se querelló este fondo de inversión norteamericano máximo accionista de la empresa.

Los querellados han aportado como parte de la fianza para atender las posibles responsabilidades civiles empresas participadas por la propia financiera, por lo que el juez ha pedido a Fiscalía que informe sobre la «idoneidad y suficiencia» de esta fianza.

Precisamente los propietarios del fondo norteamericano creen que los investigados en esta causa se habrían servido de Stator Management, entre otras vías, para el desvío de fondos de Gedesco.

La propiedad de esta compañía de inversión está, a su vez, judicializada en un procedimiento arbitral en el que debe decidirse sobre la compra y el pago de esta que llevó a cabo Aynat respecto al 20% que ostentaban los dos socios que gestionaban la sociedad, el exconseller de Economía de la Generalitat Valenciana, Máximo Buch, y el ex director financiero y consejero del grupo Gedesco, Ernesto Bernia.

En el citado auto, el instructor del caso indica: «Está lejos de establecerse que la operativa negocial relativa a Stator evidencie en este momento (…), en sentido técnico, delito de administración desleal, en la medida en que Stator, salvo error de este instructor, no pertenece ni integra el activo de Gedesco, y Gedesco, en relación con Stator o las empresas de su portfolio, no ha dejado de llevar a cabo su negocio, el de prestar dinero, hasta que pudo.”

Por tanto, el juez explica que en esta fase de la investigación no puede acreditarse un delito de administración desleal por parte de los investigados en el caso Gedesco en relación a Stator pero, a su vez, establece que, hasta donde llega su conocimiento, Stator no pertenece a la compañía financiera ni forma parte de sus activos, en contra de la tesis defendida por Aynat, García Escrivá, Vilafranca, Rueda y Groth.

En el mismo punto, el magistrado sostiene que existen «claros indicios» de que Stator supuso «un proyecto personal de los querellados de constituir un negocio de inversión, y de hacerlo, incluso en el caso de los querellados Rueda y Groth, a espaldas de la querellante y el sr. Zalaznick (JZI)», en línea con lo mantenido en su querella por el fondo norteamericano que, recuerda el juez, apunta a la «opacidad» de los investigados en relación con este negocio y los fondos empleados por parte de Gedesco presuntamente a sus espaldas.

El objeto de negocio de Stator Management

Según se explica en la propia web de Buch, uno de los socios fundadores de Stator Management, constituida en 2016 según figura en el registro mercantil, el objetivo de esta sociedad de inversión era «impulsar a empresas de cualquier sector en su fase de crecimiento y con financiación por importe de entre 2 y 3 millones de euros».

El Grupo Lantania, dedicado a las grandes infraestructuras, Faus, fabricante de suelos laminados, Gastraval, empresa enfocada en la gastronomía valenciana o NIU Houses, firma dedicada a la arquitectura industrial, son algunas de las empresas en las que el fondo gestionado por Buch y Bernia, que contaba con la financiación de la Gedesco dirigida por Aynat, resultaron en casos de éxito de su política de inversiones.

Gedesco, en concurso de acreedores

La que fuera la mayor financiera no bancaria de España, Gedesco Finance, matriz del holding, se encuentra en concurso de acreedores tras 23 años de actividad, en los que ha financiado a más de 90.000 empresas y particulares por un valor de más de 9.000 millones de euros, tal y como adelantó este diario. Cuatro de sus filiales habían sido declaradas ya en concurso. Ahora también la matriz del grupo, en un procedimiento que engloba a todos estos procesos.

Leer más: Aynat amenaza al administrador de Gedesco tras las informaciones de ECONOMÍA DIGITAL

Así lo dictó la titular del Juzgado de lo Mercantil número 4 de Valencia en un auto que llegó tras el hundimiento de esta firma creada en el año 2001 por Antonio Aynat y Javier García Escrivá, ambos investigados por la vía penal por el presunto vaciado patrimonial y traslado de los activos de la firma.

Los gestores designados por el fondo de inversión JZ International (JZI) tomaron oficialmente el control de Gedesco, la que era quinta empresa por facturación de la Comunitat Valenciana, en el mes de enero, tras la destitución del consejo de administración por orden del titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia, con Aynat al frente como consejero delegado.

Leer más: El administrador concursal de tres filiales de Gedesco acusa a Aynat de hacer desaparecer 330 millones

Sin embargo, en vez de encontrarse con una compañía que en 2022 pretendía salir a bolsa con un valor de 1.000 millones de euros, los administradores designados por el juzgado tras la caída de sus fundadores se encontraron una cáscara vacía, un holding con la sede desmontada, los trabajadores en paradero desconocido y hasta una web corporativa que había dejado de existir.

El titular del Juzgado de Instrucción 18 de Valencia investiga hechos presuntamente constitutivos de los delitos continuados de administración desleal, de apropiación indebida, de revelación de secreto de empresa, de falsedad contable, de impedimento del ejercicio de los derechos societarios, de imposición de acuerdos lesivos y de falsedad en documento mercantil por los que imputa a todos los querellados.

Además, investiga delitos continuados de estafa, que en este caso circunscribe a los exrepresentantes del fondo máximo accionista en la compañía Miguel Rueda y Ole Groth.

Comenta el artículo
Fernando Arufe

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta

Ahora en portada
Arrozal de La Albufera afectado por la enfermedad de la pyricularia
Pseudoecologistas, dejen de engañar