El Govern exige a Sánchez que los fondos europeos se gestionen desde las CCAA y los ayuntamientos

El conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent señala que "probablemente las ayudas no son suficientes" pero son muchas para "la infrafinanciación" que sufre la Comunidad Valenciana

El conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent./ EUROPA PRESS

El conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent./ EUROPA PRESS

El conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent, exige que los fondos europeos se gestionen «desde la proximidad» de las administraciones autonómicas y locales para que realmente sean un «escudo social» que cohesione el territorio y ayuden a un cambio de modelo productivo «más resiliente, más verde y con más conocimiento» que permita una «recuperación potente» de la economía valenciana, que ha quedado «tocada» por la pandemia de coronavirus.

De gestionarse a través del Gobierno central, se agravarán las «desigualdades» entre grandes y pequeñas empresas y muchas pymes, micropymes y autónomos se quedarán fuera, ha advertido el conseller en una entrevista a Europa Press.

A Climent, el modelo centralizado planteado por el Gobierno no le convence. En su opinión, los fondos europeos deben gestionarse de cerca para «capilarizar en el territorio y ayudar al tejido productivo valenciano», compuesto en más de un 95% por pymes y micropymes.

«Si la mayoría de los fondos se gestionan desde el Gobierno central se generarán más desigualdades»

Rafa Climent, conseller de Economía Sostenible

El conseller ha advertido que «si la mayoría de los fondos se gestionan desde el Gobierno central se generarán más desigualdades», de manera que las grandes empresas tendrán más posibilidades de acceder a estos recursos y las pequeñas menos posibilidades».

38bf721ee1130b37d73511b4f11039aaa94a69a0
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un pleno del Congreso. Foto: Efe

Desde su punto de vista, los fondos europeos deben servir para generar trabajo digno pero si el Ejecutivo central «puentea» a las administraciones autonómicas y locales se irá todo a las grandes empresas y «en las pequeñas empresas no va a tener una repercusión potente para su crecimiento», cuando precisamente lo que se quiere que estas tengan un «valor añadido» que las haga crecer.

Año de contrastes positivos y negativos

En todo caso, el titular de Economía Sostenible ha querido transmitir un «mensaje de confianza» y ha asegurado que desde su departamento van a trabajar «codo con codo» para ayudar a «reactivar» la economía valenciana.

De hecho, a pesar de la pandemia, en 2020 ha crecido un 2% el número de empresas que se han creado en la Comunidad, por encima del incremento del 1,2% de la media de España, ha resaltado, al igual que los autónomos, que se han incrementado hasta representar un total de 353.818. Las exportaciones agroalimentarias han crecido y sectores como el químico o la logística también han ido muy bien.

No obstante, la economía valenciana ha retrocedido un 11% en 2020, que es casi lo que representa el comercio en la región. «Sobre todo por la estructura que tenemos», ha señalado Climent, dado que la crisis ha comportado menos sociabilidad y movilidad y «nuestros sectores potentes» son los relacionados con la hostelería, el turismo o la restauración, entre otros. Y sectores como la industria de la moda también están «sufriendo» más la crisis.

Un 20% del presupuesto se modifica para ayudar ante la pandemia

Ante esta situación, la Conselleria de Economía modificó en torno a un 20% de su presupuesto en 2020 para paliar los efectos de la crisis de la covid, lo que se traduce en más de 110 millones de euros, que se destinaron ayudas a autónomos, a la conciliación familiar cuando se suspendieron las clases, a la reconversión industrial -principalmente de los sectores del textil y del plástico para hacer material sanitario-, al comercio y al teletrabajo, ha precisado Climent.

Una anciana de la residencia Casa Retino El Salvador, en Torrent (Valencia), espera a ser vacunada contra el Covid-19, hoy domingo 27 de Diciembre. EFE/Kai Försterling
Una anciana de la residencia Casa Retino El Salvador, en Torrent (Valencia), espera a ser vacunada contra el Covid-19, hoy domingo 27 de Diciembre. EFE/Kai Försterling

A esto se sumarían que se consiguieron 30 millones adicionales, procedentes de otras consellerias, para complementar los ERTE de trabajadores y trabajadoras.

Ayudas, «insuficientes pero muchas»

Con el ‘Plan Resistir’ de la Generalitat, Climent considera que se ha hecho un «esfuerzo importante» de más de 400 millones para ayudar a los sectores más afectados, que han perdido más del 40% de su facturación a consecuencia de la pandemia, y aunque admite que «probablemente (estas ayudas) no sean suficientes», sí considera que «son muchas para los infrafinanciados que estamos como comunidad autónoma».

«Probablemente (estas ayudas) no sean suficientes»

El conseller cree que se está llegando a los sectores que tiene más necesidad «sabiendo que hay que estar pendientes porque si la pandemia sigue tendremos que seguir estando ahí» para ayudar a más sectores.

En estos momentos se trabaja en un posible Plan Resistir 2 que ayude a las empresas más golpeadas por la pandemia, pero habrá que esperar a que se defina el plan estatal de 11.000 millones anunciado por Pedro Sánchez para saber si se traduce en ayudas directas o préstamos o si se redirigen por las CCAA y entonces elaborar el plan autonómico.

Esperanza puesta en julio

En cuanto a la salida de la crisis, el titular de Economía Sostenible ha señalado que «va a depender del ritmo de vacunación para ver un poco la luz» pero calcula que si en abril y mayo se vacunara a mucha gente «a lo mejor hacia el mes de julio podríamos estar al 70% de personas vacunadas, con es inmunidad necesaria para que haya convivencia entre la gente y movilidad».

1e57c2e10b2815a1f6a870ee7c28b89003debcd5

«Me encantaría que hacia el verano, por el mes de julio pudiéramos ir recuperando ese día a día y esa normalidad», ha dicho, aunque no se atreve a dar datos porque «es complejo».

1 de cada 4 trabajadores han estado confinados

Para alcanzar ese horizonte en el verano, el conseller aboga por medidas «restrictivas». De hecho, si por él hubiera sido se habrían tomado medidas «más restrictivas» en «momentos determinados» porque «sin salud no hay economía».

Una de cada cuatro personas del mundo laboral ha estado confinada, un 25% «que no ha estado en su lugar de trabajo» por lo que «en el ámbito productivo es muy difícil que podamos ser eficientes y sacar los productos en tiempo y forma», ha argumentado.

En todo caso, Climent apuesta por «seguir reinventándonos en el ámbito económico par ganar en valor añadido, en calidad, en profesionalidad y fortalecer nuestra economía por esa línea. «Es momento de ser sostenibles e intentar aplicar todo el conocimiento a los sectores productivos» y espera que los Fondos Europeos ayuden a revitalizar todo el tejido productivo», ha concluido.