Francisco Camps: «Si Casado quiere ser presidente, tiene que ganar la Comunitat Valenciana»

El expresidente de la Generalitat Valenciana asegura en una entrevista en Economía Digital que Pablo Casado podrá enderezar el rumbo del PP

francisco camps 1600 1

Imagen prestada

El próximo 22 de mayo se cumplen 10 años de las terceras elecciones consecutivas que ganó el Partido Popular de la Comunitat Valenciana. Pese a la imputación de su candidato, Francisco Camps. El ‘expresident’ ha hablado con Economía Digital sobre la actualidad política, el terremoto de esta semana en Murcia y Madrid y la crisis interna del PP.

¿Se podía prever la ruptura de Ciudadanos con el PP en la región de Murcia?

Yo creo que no, lo que ha hecho el Partido Socialista y Ciudadanos no se corresponde con la necesidad que tiene España en estos momentos, que es la lucha contra la pandemia y la crisis económica. Me parece una irresponsabilidad de primera mano, pero me parece muy acertada la decisión de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de convocar elecciones porque la moción de censura obviamente iba a llegar y qué mejor que sean los propios madrileños los que decidan y no se decida en los despachos.

Entonces, cree que Ciudadanos iba a romper con el PP en la Comunidad de Madrid 

Estoy convencido, Ciudadanos están en un proceso de disolución, que me recuerda a CDS,  un partido que desde los 90 apoyaban a unos, apoyaban a otros… En España el partido bisagra es imposible. O hay partidos que apoyan a un partido de izquierda o hay un partido que apoya al partido de derecha, pero no puede haber partidos bisagra.

Desde su punto de vista, detrás de la decisión de Díaz Ayuso está la convicción de que con la repetición electoral va a obtener la mayoría de los votos

Yo estoy convencido que va a ganar. Todos los votantes de Ciudadanos que han sido tradicionalmente votantes del Partido Popular van a votar a Ayuso y estoy convencido también que el 60% de los votantes de Vox de Madrid, que también fueron votantes del PP, van a votarles. Va a tener un resultado electoral extraordinario, cosa que sabemos nosotros y sabe también el PSOE. Por eso presentó la moción de censura ayer. Y como ocurre también con Más Madrid, que va a desaparecer. Todo tiene que volver otra vez a la normalidad, que es el bipartidismo. España es un país que ha de volver a gobernarse por un partido grande y por otro grande que hace posible. Así es como ha crecido España en los 80, los 90, la primera década del siglo XXI. A partir de que vino el multipartidismo es cuando ha venido toda esta desazón política y esta incapacidad de los gobiernos.

Mirando hacia el exterior, ¿ve algún país del que España o la CV podría tomar ejemplo?

La Alemania de Merkel es la que mejor ejemplo da. Es otro axioma, cuando gobierna el centroderecha en cualquier país civilizado, se genera riqueza y empleo. Merkel ha demostrado durante todos estos años capacidad de hacer de Alemania una economía superpoderosa.

La aparición de partidos como Vox o Podemos en los últimos años, ¿ha beneficiado o perjudicado a la democracia española?

La crisis económica del 15M, la mala gestión económica y política de Zapatero dio una tensión y una crispación social que no se había vivido nunca. Ni durante la Transición, que no fue de crispación, fue de tensión y debate. Eso provocó la aparición de, no partidos políticos, sino de movimientos políticos, son movimientos coyunturales ante circunstancias económicas sociales muy grandes, como estamos viviendo, pero esto tiene que volver a la normalidad. Estas coyunturas van a ir desapareciendo porque generan inestabilidad.

Luego, dentro de cada partido político hay sensibilidades de muchos tipos, pero se conforman de forma que concentran a grandes partes de la población, cada 20 personas no pueden tener un partido político, eso hace ingobernable un país. Podemos quiere que España sea ingobernable y para cambiar la Constitución, pero Vox no, Vox apoya la Constitución, es un partido de derechas y Podemos es un partido de extrema y radical izquierda. Me hace mucha gracia cuando dicen al contrario, porque Podemos es heredero directo del Partido Comunista.

A principios de año te creaste una cuenta de Twitter y su primera publicación fue parafraseando a Churchill, una cita en la que critica al socialismo ¿Este mensaje era para alguien?

Lo que viene a decir es que lo que reparte la izquierda siempre es miseria y lo que reparte la derecha siempre es prosperidad. Estos son los dos grandes mundos y siempre ocurre así.

En la temporada más complicada suya y de Rita Barberá se sintieron respaldados por el PP

Yo me sentí muy respaldado por el pueblo valenciano, que me dio la mayoría absoluta del año 2011 y yo ya estaba imputado. Fui respaldado por mucha gente del partido, eso también tengo que decirlo porque fui el candidato del partido.

¿Cómo ve la situación interna en el Partido Popular?

Bien, yo apostaría ahora por un Congreso de reunificación del voto del centro derecha.  El PP es un partido de Gobierno y tiene que tener vocación de gobernar solo, esa es la vocación del PP. Por todo esto, tiene que recuperar todos los votos para poder ser el partido mayoritario y poder gobernar.

¿Ve a Pablo Casado capaz de llevar a cabo la reunificación?

Creo que sí, es un líder extraordinario, tiene edad, condiciones, experiencia y bagaje. Lo que necesitamos son 11 millones de votos para que él pueda ser presidente de la Moncloa. Si Casado quiere ser presidente es necesario ganar la Comunidad Valenciana porque junto con Madrid, somos los dos grandes bastiones del centro derecha, lo hemos sido siempre. Y la ciudad de Valencia capital para ganar la Comunidad Valenciana y la presidencia, y ese es mi deseo.

¿Y a Isabel Bonig?

Eso son cuestiones internas.

¿Crees que los partidos políticos tienen a sus exlíderes apartados?

Sí, todo gran líder tiene que seguir aportando ideas, en la circunstancia que sea (conferencias, seminarios, cursos, reuniones etc.). No en tareas ejecutivas, pero sí en consultorías, proposiciones de proyectos, reflexiones. La experiencia es un grado, y en cualquier relación personal es muy importante. Da la visión de quién ya ha pasado por ahí.