Oltra cambia de tono: apoya a Puig en su papel «mediador» con Cataluña

La vicepresidenta habla de "normalidad mejorada" tras la reunión con el líder del PSPV y llama a pasar página con los presupuestos de 2022

El president de la Generalitat, Ximo Puig, conversa con la vicepresidenta, Mónica Oltra, durante un pleno de Les Corts. Ambos se han enzarzado por sus diferencias en el plan estratégico tras la Covid-19. EFE/Archivo

El president de la Generalitat, Ximo Puig, conversa con la vicepresidenta, Mónica Oltra, durante un pleno de Les Corts. Ambos se han enzarzado por sus diferencias en el plan estratégico tras la Covid-19. EFE/Archivo

La reunión entre el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha empezado a dar frutos. La líder de Compromís y número 2 del Consell ha alabado que el líder del Ejecutivo valenciano se reúna con Cataluña y que ejerza un «papel mediador y facilitador de la normalidad institucional» ante los intereses compartidos. 

La vicepresidenta ha defendido en el pleno semanal el gestio de acercamiento entre ambas administraciones tras años de parálisis como consecuencia del procés y tras eludir Ximo Puig cualquier tipo de reunión con Quim Torra: «No podemos prescindir de una voz como la Generalitat de Catalunya«. 

Oltra, también líder de Compromís, ha recordado que recientemente abogó porque los acercamientos hacia Cataluña se debían realizar «al más alto nivel». «Es Presidencia quien tenía que marcar esa línea y así ha sido».  La vicepresidente celebra la mejoría de relación entre administraciones públicas, «más en este caso de dos con intereses comunes, sobre todo económicos, y que se lleve a cabo con la mayor normalidad posible». 

Oltra defiende la «normalidad mejorada» del Botànic

En esta línea, Oltra ha sostenido que «es igual de importante que una comunidad como Cataluña, con un peso importante en el PIB de España y en términos políticos, tenga una relación normalizada con las diferentes instituciones del Estado», como el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

La vicepresidenta también se ha pronunciado explícitamente sobre la reunión. Mónica Oltra ha reconocido que tras el encuentro hay una «normalidad mejorada» en el Consell tras su reunión con el presidente tras ser preguntada sobre si la reunión había llevado al Botànic hacia la «nueva normalidad»: «Yo utilizaría una expresión del president, y en todo caso sería una normalidad mejorada».

Oltra ha lanzado una pequeña pulla al PSPV, y ha pedido que los presupuestos de la Generalitat para 2022 tenga un proceso de «elaboración colectiva». Miembros de Compromís han reclamado un cambio en este sentido en varias ocasiones después de la polémica en torno a la corrección de errores de las partidas del departamento que Oltra dirige: «Primero vamos a ver si aprobamos la ley de presupuestos de 2021».

Un historial de desencuentros con el PSPV

La vicepresidenta ha recosido las relaciones con Ximo Puig tras una reunión este miércoles, después de semanas de desencuentros que habían dañado las relaciones entre el PSPV y Compromís. Un enfríamiento en un Botànic que durante su primer mandato se había convertido en un «modelo valenciano» que se vendía como una alternativa a los tripartitos de Cataluña o al bipartito de Galicia. 

 La también consellera de Igualdad y portavoz del Consell hizo de oposición dentro del propio Gobierno: se discutió con Vicent Soler por una partida de 21 millones de euros para su consellería que el PSPV aseguró que no había desaparecido. 

Mónica Oltra también tiró por tierra un acto de Ximo Puig donde se presentaron las directrices de la Estrategia Valenciana de Recuperación. La vicepresidenta respondió a un documento de trabajo donde se explicó que se trataba de un «documento de trabajo» que no ha sido consensuado: