Puig ensalza los proyectos presentados en el PERTE del vehículo eléctrico

El presidente de la Generalitat Valenciana ha confiado que los proyectos presentados desde la región contarán con el apoyo de los fondos europeos

El ascenso de PP y Vox en la CV dejaría a Puig con un solo escaño de ventaja. En la imagen, el president de la Generalitat, Ximo Puig. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

En la imagen, el president de la Generalitat, Ximo Puig. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha confiado en que los proyectos presentados desde la comunidad autónoma al Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE VEC), que se resolverá este mes de agosto, contarán con el apoyo de los fondos europeos para «contribuir así a la construcción de ese gran polo de la movilidad sostenible del sur de Europa».

Además de los dos grandes proyectos tractores liderados por multinacionales como Volkswagen, a través de su filial para las plantas de baterías PowerCo, y de Ford, que ha apostado por Almussafes para el desarrollo de sus coches eléctricos, «hay al menos una decena de proyectos surgidos también en el seno de empresas valencianas que optan a la financiación del PERTE y que se espera que sean una realidad», según ha apuntado Puig.

«El conjunto de proyectos liderados por grandes empresas y los desarrollados por empresas más pequeñas o por centros de investigación conforman ese ecosistema valenciano que nos permite el liderazgo en esta transformación de la movilidad», ha señalado el ‘president’, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Entre los proyectos valencianos que optan a las ayudas del PERTE VEC del Gobierno trabajan en la de mejorar el transporte en las grandes entornos urbanos, así como en reducir considerablemente los niveles de contaminación.

Habilitar un sistema de recarga rápida

Uno de esos proyectos es el de la empresa HESSTEC, ubicada en el Parque Tecnológico de Paterna. Su iniciativa consigue salvar uno de los «grandes problemas» que presentan las instalaciones de recarga del vehículo eléctrico: la congestión de la red de distribución. La empresa ha conseguido habilitar un sistema de recarga rápida que permitiría cargar el vehículo en un plazo de tiempo de cinco a diez minutos.

Además, el sistema permite desacoplar la red de recarga de la red de distribución. La iniciativa consiste en instalar una caja con baterías junto a los puntos de recarga, lo que evitaría tener que rehacer toda la red de distribución de las ciudades. Según el CEO de HESSTEC, Eugenio Domínguez, «la empresa prevé tener 5.500 puntos de recarga rápida instalados en España y Portugal en tres o cuatro años».

El sistema permite, de igual forma, utilizar baterías de segunda vida y contribuir así a la economía circular y eliminar un problema de contaminación medioambiental.

Movilidad de vehículos ligeros

Otro de los proyectos, bautizado como Smobery, se centra en mejorar la movilidad de los vehículos ligeros como motos, bicicletas o patinetes eléctricos. Se trata de un sistema de intercambio rápido de baterías y ha sido desarrollado por los equipos de ITERA, también en Paterna, y que en 2020 ya recibieron apoyo de la secretaría autonómica de Economía a través de una convocatoria para la aceleración de pymes. En este caso, tendría «numerosas aplicaciones» y «beneficios» para negocios como el reparto de correo, paquetes o comida a domicilio.

La baja autonomía de las baterías es el ‘handicap’ principal de los desplazamientos en moto eléctrica y, en la actualidad, no hay puntos de recarga para este tipo de vehículos. La iniciativa de ITERA contempla la instalación de estaciones de recarga en el centro de las ciudades o junto a los establecimientos de reparto a domicilio, como pizzerías o casas de comida a domicilio, o establecimientos de reparto y mensajería, como Correos.

Estas estaciones albergarían decenas de baterías en modo carga. A través de una aplicación, el usuario reservaría su batería en el punto deseado y, una vez allí, entregaría la batería descargada y la cambiaría por una nueva con carga al 100 por ciento. El proceso de sustitución dura solo dos minutos. «Tan rápido como cambiarle las pilas a un juguete», ha indicado gráficamente el responsable de ITERA, Héctor Corral.

Entre las ventajas de este proyecto destacan el ahorro en costes operativos para las empresas de ‘sharing’, la geolocalización de las baterías, el chequeo de la carga, la recarga mediante paneles solares, dispositivo antincendios, la baja contaminación y el fomento del transporte público y eléctrico con la mejora así del ordenamiento urbano de las ciudades.

Automatización industrial

La pyme NUTAI de Silla es otra de las empresas que ha presentado su iniciativa al PERTE VEC. Su proyecto desarrolla soluciones de automatización industrial avanzada a base de robótica colaborativa y sistemas de visión artificial.

Algunas de sus líneas de trabajo son el control de calidad del proceso de montaje de piezas de vehículos eléctricos y el control de calidad de los materiales de las superficies de los coches con visión artificial, la automatización del proceso de montaje  de baterías de vehículos eléctricos y el reciclado de baterías.

«Hemos logrado sustituir procesos manuales por robots, sistemas autónomos y visión artificial. Somos un buen ejemplo de cómo trabaja la Industria 4.0», ha señalado la directora de Desarrollo de Negocio de NUTAI, Mónica Pérez.

Tecnología basada en inteligencia artificial

El CEO de la empresa valenciana WITRAC, Javier Ferrer, ha destacado que, en su caso, el proyecto que han presentado utiliza tecnología disruptiva a base de sensores e inteligencia artificial. «Mejoramos los procesos críticos de logística del sector de la automoción, como la circulación de los racs que transportan las piezas. La cadena de suministro se hace, así, más potente y en consecuencia todo el transporte de piezas marítimo, por carretera o ferroviario vinculado a la industria de la automoción gana en sostenibilidad y eficiencia», ha afirmado.

Además, su iniciativa introduce mecanismos basados en robótica capaces de evitar accidentes de trabajo, lo que mejora la seguridad laboral de los trabajadores y ayuda a salvar vidas.

Estos proyectos, menos conocidos pero «de gran valor para las políticas de sostenibilidad en las grandes ciudades», se suman a macroiniciativas como la Planta de Ensamblado de Ford en Almussafes, la Gigafactoría de Baterías de Volkswagen en Sagunt, ECOMÓVIL23, con Faurecia como socio estratégico, y la iniciativa de Power Electronics, un proceso de fabricación de baterías participado por Q-tech.

Avatar