Catalá asegura que no habrá favores para el Valencia CF con el nuevo Mestalla

La alcaldesa de Valencia polemiza con Compromís y el PSPV por la aprobación de las fichas urbanísticas en torno al nuevo estadio del Valencia CF

Estado del nuevo Mestalla. Foto EFE

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La alcaldesa de Valencia, María José Catalá, afirmó este jueves que el Ayuntamiento no otorgará «ni un beneficio ni una prebenda al Valencia CF» en la construcción del Nou Mestalla, la renovación del estadio actual y el cumplimiento de los compromisos del club de fútbol con la ciudad.

Además, subrayó que se mantendrá «máxima exigencia» y se solicitará un «estricto cumplimiento con la ciudad y con el valencianismo».

Polémica frente a Compromís y PSPV

Catalá, quien dirigió este mensaje a los dos grupos de la oposición municipal, Compromís y PSPV-PSOE, destacó que ella ha sido «la única» en mantener esa postura “desde el principio”.

Compromís y PSPV-PSOE también instaron a la alcaldesa a priorizar los intereses de la ciudad sobre los del máximo accionista del club, Peter Lim, y a aprobar las fichas urbanísticas y el convenio relacionados con el Nou Mestalla antes de agosto, cuando finaliza la suspensión de licencias, ante la posibilidad de que el Valencia CF recupere sus derechos urbanísticos.

“Mi plan está explicado desde que llegué al Ayuntamiento”, ha afirmado la alcaldesa, que ha apuntado que «los únicos planes que han variado son los de la oposición» que, ha dicho, está «dando bandazos permanentemente».

Discusión por las fichas

«Cuando llegué no había que hacer un convenio. Luego, no había que aprobar unas fichas, que son sus mismas fichas. Y ahora resulta que hay que hacer una aprobación de las fichas junto con el convenio porque si no es barra libre para Lim», ha puntualizado.

A su vez, Catalá ha preguntado «si cuando la anterior corporación municipal de PSOE y Compromís aprobó en la Junta de Gobierno de febrero de 2023 las fichas sin el convenio» eso suponía que estos dos grupos «querían barra libre para Lim».

Asimismo, reiteró su interrogante a los representantes de ambas formaciones sobre si están «dispuestos a respaldar sus propias propuestas». La alcaldesa enfatizó en varias ocasiones que las fichas actuales fueron elaboradas por el gobierno anterior y afirmó que no ha modificado «ni una coma».

La regidora ha hecho un llamado a buscar «consenso político», «seriedad» y «coherencia» ante una «operación crucial para la ciudad».

Destacó que no se trata simplemente de recibir aplausos durante los quince primeros minutos de un partido de fútbol, sino de “mantener una postura coherente y equilibrada hasta el final del encuentro y meter goles”.

Además, reiteró que solo ella y el PP mantienen esta postura, mientras que «el resto cambia de opinión constantemente». Criticó “la falta de coherencia” del PSOE y Compromís, señalando que incluso “contradicen sus propias acciones pasadas”, y pidió claridad sobre sus planes y que mantengan una postura constante para evitar cambios constantes en la situación.

El Plan ATE

También instó a realizar un análisis detenido de la situación. Señaló que algunos parecen “haber despertado recientemente” al darse cuenta de que, según la resolución del anterior presidente del Consell, Ximo Puig, y el PSOE el 29 de julio de 2023, la ATE caducaba pero el Plan ATE de 2015 seguía vigente y se establecía una suspensión de licencias por dos años.

Catalá explicó que, gracias a esa resolución, el Plan ATE de 2015 sigue en vigor y que la caducidad de la ATE no afectó a este plan urbanístico.

María José Catalá ha insistido en que ella no se ha movido «ni un milímetro» de su postura y ha mostrado su intención de «demostrar al valencianismo y a la afición del Valencia CF que la coherencia es la mejor postura en esta situación, no el populismo».

   «He sido la más dura de todos los grupos políticos que conforman el Ayuntamiento de Valencia con el Valencia CF» porque «he puesto unos requisitos claros por delante». «No he probado las fichas que ellos hicieron en la aprobación inicial, no he negociado un convenio del que ellos tenían un borrador» y porque «siempre he hablado de avales, de penalizaciones y de calendario, cosa que no hizo la anterior corporación», ha declarado.

La primera edil ha resaltado también que ha pedido que las obras se inicien y estén «en una buena situación para empezar a hablar de otras cuestiones» con el Valencia CF y ha criticado que el anterior ejecutivo «desde la caducidad, julio de 2022 hasta mayo de 2023, cuando perdió las elecciones» no hizo «absolutamente nada».

   Tras ello, ha asegurado que no llegará el mes de agosto, cuando acaba la suspensión de licencias, «sin que el Ayuntamiento tome una determinación que siga en la misma línea» que lo que ella ha apuntado «desde el primer momento». «Ni un beneficio, ni una prebenda para el Valencia CF. Máxima exigencia y estricto cumplimiento con la ciudad y con el valencianismo», ha subrayado.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Ahora en portada