La Comunitat Valenciana retoma la vacunación y prioriza las residencias de la tercera edad

La consellería revela que las dosis recibidas son para suministro inmediato pero también para refrigerar a -80ºC

Una trabajadora de la consellería de Sanidad de la generalitat Valenciana, descarga el primer lote de vacunas a su llegada a la residencia Casa Retino El Salvador, en Torrent (Valencia) / EFE

Una trabajadora de la consellería de Sanidad de la generalitat Valenciana, descarga el primer lote de vacunas a su llegada a la residencia Casa Retino El Salvador, en Torrent (Valencia) / EFE

Tras la interrupción por los problemas de suministro de Pfizer, las dosis de la vacuna han llegado a la Comunitat Valenciana. La vacunación se ha reemprendido este martes entre las residencias de personas mayores. Según ha explicado la consellería de Sanidad, se están entregando dosis que permanecerán ultracongeladas a -80ºC y las que se van a administrar, y que pueden mantener una temperatura de entre dos y ocho grados.

El Gobierno central ha anunciado a primera hora de este martes la llegada a España de 369.525 dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19, y que sufrieron un retraso en su entrega prevista para el lunes debido a un problema logístico de la compañía farmacéutica. Moncloa ha anunciado que los envíos «ya han llegado o están a punto de hacerlo a los aeropuertos españoles de Madrid, Barcelona, Vitoria, en primer lugar, y después a València y Sevilla».

Tras la llegada de los vuelos y el reparto para cada comunidad autónoma, la vacuna se distribuirá para que comience hoy la vacunación masiva en España, después de que las primeras dosis se inyectasen el pasado domingo. Como ha recordado el Gobierno, y al igual que ocurriço durante el fin de semana, el Ejército se encargará de llevar las vacunas a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

El Gobierno se prepara para la tercera ola

Aunque ya ha empezado la vacunación en España, las inyecciones tardarán tiempo en surtir efecto en las estadísticas de mortalidad y de casos nuevos. Mientras eso ocurre, se despiertan ciertas dudas sobre la situación epidemiológica posterior a Navidad y Año Nuevo que podría desembocar en una tercera ola de contagios.

El Gobierno ha asumido que es imposible evitar la nueva fase de rebrotes. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado en una entrevista en TVE que lo único que se puede hacer ahora es tratar de «minimizar» la nueva fase con el establecimiento de medidas sanitarias: “Descartarla no podemos ni debemos porque nos engañaríamos a nosotros mismos”.

La vacuna de Pfizer que este domingo ha empezado a distribuirse en las 17 comunidades autónomas requiere de la inoculación de dos dosis para que sea efectiva. La segunda inyección debe administrarse con una separación en el tiempo de 21 días. Después, hay que esperar otros para comenzar a desarrollar una protección inmunitaria contra la Covid-19.

Estos cálculos implican que las primeras personas de los colectivos de riesgo no estarán protegidas contra el coronavirus hasta dentro de casi un mes. Y solo se tratará de los mayores de las residencias y el personal sociosanitario que encabeza la lista de los grupos prioritarios para recibir la vacuna que ha diseñado el Ministerio de Sanidad. “Fíjese si nos toca tiempo para convivir con el virus”, ha lamentado Illa.