Más de la mitad de los jóvenes valencianos sufrió ansiedad durante el confinamiento

El 25,8% afirma que ha padecido o padece durante la "nueva normalidad"

0c3442d947fbdf689ecfaf60b64277e02226860cw

Fuente: EFE

El confinamiento y las medidas restrictivas no solo tienen efecto sobre la economía. Muchos psicólogos y psiquiatras llevan advirtiendo desde hace meses que las consecuencias de esta situación sobre la salud mental pueden llegar a ser muy notorio.

De hecho, un estudio elaborado por el Institut Valencià de la Joventut (IVAJ) de la Comunitat Valenciana refleja que más de la mitad de los jóvenes sufrió ansiedad durante el confinamiento, en concreto el 50,6%. Sin embargo, tras terminar esta fase y comenzar la que los políticos denominan como «nueva normalidad», el 25,8% todavía la padece.

El análisis concluye que la juventud es el colectivo demográfico más afectado por la crisis económica y social provocada por la pandemia. Los efectos socioeconómicos de la crisis y los problemas educativos y la convivencia durante el confinamiento son las causas más mencionadas de la afectación en la salud mental.

Desde Economía Digital, hemos hablado con algunos jóvenes. Entre ellos está un chico de 22 años que decidió dejar los estudios durante el confinamiento porque se dio cuenta que la carrera universitaria que estaba cursando era «inútil».

También, nos ha explicado que problemas de salud mental que arrastraba de antes de la pandemia se vieron agravados durante esta. Sin embargo, gracias a la «suerte» de empezar una terapia psicológica antes del confinamiento pudo sobrellevarlo.

María José Ortolà, psicóloga de la clínica Libélula Psicología y Logopedia (Alicante), nos ha comentado que desde el centro han percibido la asistencia de niñas entre 14 y 15 años con síntomas muy similares a la ansiedad. Estas vienen causadas por las redes sociales y el aburrimiento.

«Todo esto [la pandemia] ha creado que las comparaciones que hay ahora sean exageradas», indicaba Ortolà respecto a las redes sociales. «Al pensar en volver a la realidad, hemos observado que les produce una especie de agorafobia». Los sentimientos más comunes, entre estos jóvenes son: agotamiento, desmotivación, dejadez y tristeza.

Una joven de 21 años, estudiante de último curso de un grado universitario, empezó a tener síntomas de ansiedad en junio , y se fueron agravando a medida que pasaron los meses. Al no poderse permitir una terapia psíquica, decidió acudir a la Seguridad Social, donde le atendió un médico de cabecera y le recetó antidepresivos en la tercera consulta.

«La atención ha sido pésima, llevo esperando desde enero a que me llame el médico», indica la joven. Además, en todo momento la atención ha sido vía telefónica dadas las circunstancias de la Covid-19.

La criminalización

También ha llamado la atención del estudio publicado por el IVAJ que los jóvenes encuestados se han sentido objeto de campañas de «criminalización». Por la responsabilidad que se les ha atribuido en el aumento de contagios.

Sin embargo, los datos que arroja son que al 61,8% de los jóvenes valencianos les preocupa contagiarse bastante o mucho y al 92% que se infecte alguien de su entorno. «Me gustaría que vieran que muchos de nosotros hemos estado mucho tiempo sin ver a nuestros abuelos y que reconozcan que lo estamos haciendo bien», admite uno de los entrevistados.