La app de iPhone idónea para ayudar a los niños a aprender a escribir

Cursive Writing Wizard es una app que compagina la diversión con el aprendizaje de caligrafía para los más pequeños

Niño aprendiendo a escribir

Existen una serie de momentos vitales que juegan un papel fundamental en las etapas más prematuras de desarrollo de todos los niños. A lo largo de los primeros seis o siete años de vida de una persona, variando los años en función de cada persona y la cultura en la que se encuentre, un niño lleva a cabo el aprendizaje de la gran mayoría de habilidades que le acompañarán durante toda su vida.

Desde andar hasta aprender hablar, pasando por el desarrollo y perfeccionamiento de todas las habilidades motoras y psicomotrices que serán fundamentales con el paso de los años. Es por ello que los primeros años de infancia de una persona, son, con casi toda seguridad, la etapa más importante de la vida de una persona.

Y por suerte, con el paso de las décadas, en ambientes occidentales como el que nos encontramos, la alfabetización es un hecho cada vez más común en un porcentaje gigantesco de niños y adultos de todo el mundo. Una alfabetización que, dado el importante papel que a día de hoy juega la tecnología en nuestra sociedad, podemos complementar con las diversas posibilidades que nos ofrecen nuestros teléfonos móviles.

Cursos de caligrafía en un clic

Y es que esta tecnología no solo se ha asentado como un factor fundamental en la vida de los adultos, sino que también se ha visto inmersa en las etapas de aprendizaje más prematuras de un niño. De hecho, son muchos los colegios que han sustituido los libros como base de enseñanza por las tablets, un síntoma que señala cuál es el camino a seguir por la enseñanza de aquí a un futuro.

Y, como era de esperar, estos mismos procesos de educación también encontrarían un amplio abanico de posibilidades en los catálogos de los diversos dispositivos para actividades tan importantes como aprender a escribir. Precisamente, hoy os hablaremos de una app enfocada a esto que está disponible para todos los usuarios de iPhone en App Store, y su nombre es Cursive Writing Wizard.

Cursive Writing Wizard, la app de caligrafía disponible en App Store.

Se trata de una app que ha sido recomendada en diversas ocasiones por el selector de aplicaciones más útiles de Apple, está enfocada a niños en sus primeros periodos de aprendizaje, e incluso ha sido utilizada como método de enseñanza en miles de escuelas alrededor de todo el mundo.

Su precio es su único inconveniente, y es que para hacerte con ella tendrás que desembolsar un total de 4’99 euros. Sin embargo, las grandes posibilidades que ofrece esta aplicación a los pequeños de la casa a la hora de aprender y divertirse al mismo tiempo, harán de esta cifra algo irrisorio con el paso del tiempo.

Aprender y jugar al mismo tiempo ahora es posible

Y es que precisamente ahí radica el punto que hace a esta app un producto de lo más interesante. Ofrece a los niños los aspectos claves de la enseñanza de la caligrafía, sin renunciar a que se lo pasen bien mientras aprenden. Y es que pueden acompañar todas las palabras que aprendan a escribir con divertidos stickers y efectos de sonido de lo más pintorescos. Además, siempre que aprendan una palabra nueva, la app les brindará la posibilidad de utilizarla en divertidos juegos, como, por ejemplo, una sopa de letras.

Pero más allá de estos aspectos que hacen del aprendizaje un juego, esta aplicación cuenta con diversas herramientas que certifican que el usuario en cuestión aprenda a escribir de una forma correcta. Tiene un sistema que muestra de forma muy visual y paso a paso cómo realizar el trazado requerido para dar forma a cada letra, establece la distinción entre mayúsculas, minúsculas y números, cuenta con un sistema para diestros y otro para zurdos…

Además de todo esto, permite grabar un mensaje de voz junto a cada palabra, para que, en pleno proceso de aprendizaje de lectura y escritura, los niños sean capaces de identificar visualmente la palabra con la fonética de la misma. Y más allá de todo ello, es perfectamente adaptable a las necesidades de cada niño, ya sea a través del tamaño, la dificultad de cada letra…

Entre otras muchas utilidades, también cuenta con un análisis del progreso realizado por cada niño desde que comenzase a utilizarse la aplicación. Una posibilidad que permite evaluar la mejoría con el paso del tiempo, siendo un progreso que podemos mostrar a los pequeños con el objetivo de incentivarles a seguir aprendiendo.

Una aplicación que no solo evidencia el inexorable avance de la tecnología en todas las etapas de nuestra vida, sino que también refleja las enormes posibilidades que esta nos puede ofrecer.