Disney sale al paso ante la polémica provocada por el movimiento ‘Don’t Say Gay’

La empresa se ha pronunciado tras el huracán de críticas recibido recientemente tras no posicionarse ante este proyecto de ley

Que Disney es a día de hoy una de las empresas más poderosas del panorama del espectáculo, es una afirmación que está fuera de toda duda. Así lo demuestran los números, que establecen a Disney + como una de las más exitosas entre las gigantes de las plataformas digitales.

No obstante, muchas veces los números no lo son todo. Y recientemente la empresa norteamericana se ha visto envuelta en una polémica que poco o nada tiene que ver con la industria cinematográfica. Y es que recientemente, la empresa ha sido vinculada de forma estrecha con un proyecto de ley que está cerca de ser aprobado en el estado de Florida. Una ley que recibe el nombre ‘Don’t Say Gay’.

Disney, en el centro de la polémica

Una propuesta similar al infame pin parental propuesto por Vox en el panorama español, y que busca prohibir a los centros educativos, como mínimo, hasta niños en 9 años de edad hablar sobre temas como la identidad sexual o la orientación sexual. Una ley que ha traído consigo una tonelada de críticas más que fundamentadas, entre las cuales Disney se ha visto en el centro del ojo del huracán.

Muchos esperaban que la empresa se pronunciase en contra de esta medida, teniendo en cuenta que Disney es la empresa con más peso en este estado. Sin embargo, hace poco más de una semana, el CEO de la empresa, Bob Chapek, lejos de apaciguar las aguas, echó más gasolina al fuego. Algo que hizo con un comunicado en el que apelaba por mantener la neutralidad, argumentando que “los comunicados corporativos no ayudan a cambiar opiniones”.

Unas palabras que enfurecieron a las redes sociales, cuyos usuarios acusaban a la empresa de apoyar mediante su silencio a los promotores de dicha medida. Incluso algunos que forman parte de la empresa, hicieron pública en sus cuentas personales su disconformidad con la política emprendida por la empresa, como es el caso de Benjamin Siemon.

Pero el plato fuerte llegó cuando Dana Terrace, creadora de la serie de la plataforma ‘Casa Búho’, publicó un video en Twitter en el que se mostró muy crítica y aseguró estar “cansada de dejar a Disney en buen lugar”. Y es que precisamente esta producción fue una de las primeras de la plataforma en contar con un personaje LGBT abiertamente, y, tal y como asegura la creadora, fue cancelada tras una temporada sin motivo aparente.

Disney sale al paso de las críticas

Por si esto fuera poco, esta misma semana, una serie de empleados anónimos del estudio Pixar, uno de los grandes pilares de la plataforma, hizo pública una carta en la que hablaban de presiones por parte de los ejecutivos para coartar la libertad de los creativos a la hora de crear historia con diversidad de identidades y orientaciones sexuales.

Tal ha sido la tormenta de críticas que ha recibido la empresa, que ayer mismo la cuenta oficial salió al paso de todo lo que se había venido hablando en las últimas semanas, con un comunicado en el que por fin se mostraron contrarios al proyecto de ley de Florida, asegurando que “apelan por crear un servicio que refleje el mundo en el que vivimos, así como ser una fuente de inclusión y empoderamiento, a través de historias auténticas que mantengan la comunidad unida”.

Escasas referencias… con Lightyear en el horizonte

Pero la realidad a día de hoy, es que los hechos hablan más que las palabras. Y hasta el momento, Disney no ha sido una empresa que haya destacado por dar una especial visibilidad a este colectivo, algo que es principalmente el objetivo de las críticas.

En películas recientes, como es el caso de ‘Red’, muchos fans especularon sobre la posibilidad de que uno de los personajes secundarios formase parte del colectivo LGBT. Y lo cierto es que hay indicios que pueden indicar que esto sea algo más que una teoría, pero por el momento no ha dejado de ser un tema por el que la empresa haya pasado más que de puntillas.

El único precedente que ha tratado el tema sin tapujos fue el cortometraje ‘Out’, estrenado en la plataforma en 2019, pero que no llegó a España hasta 2020. Un cortometraje que cuenta la historia de Greg, el primer personaje abiertamente gay creado de forma original por la empresa, concretamente por el estudio Pixar.

Sin embargo, el punto de inflexión en una gran producción de la empresa llegará con el estreno de ‘Lightyear’, una película creada por Pixar, que llegará a la gran pantalla en junio de este mismo año, y respecto a la cual ya ha sido confirmado que será la primera producción de Disney en contar con un beso entre dos personas del mismo sexo.

Algo que, en pleno 2022, puede resultar ciertamente arcaico, pero que, sin embargo, dado que hablamos de una empresa que aún no ha dado visibilidad a este colectivo en ninguna gran producción, puede resultar un gran paso. Sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de una plataforma que pretende educar a los más pequeños, y qué mejor forma de hacerlo que basándose en la diversidad y el respeto.

Diego Sánchez Aguado