Josep Oliu, presidente de Banc Sabadell, que dobla su apuesta por los créditos al consumo. EFE

Banc Sabadell crea su propia fábrica de start-ups

stop

El Sabadell estrena Innocells, un programa de creación de empresas tecnológicas desde cero, con presencia en España, Reino Unido y México

Pablo Jiménez

Josep Oliu, presidente de Banc Sabadell, que dobla su apuesta por los créditos al consumo. EFE

Barcelona, 12 de junio de 2017 (18:00 CET)

Banc Sabadell echa más combustible al motor de su negocio digital. La entidad presidida por Josep Oliu ha creado un nuevo programa bajo el que integrará un nuevo vehículo de inversión y colaboración en proyectos tecnológicos y, lo que es más novedoso, un espacio de creación de empresas tecnológicas o start-ups desde cero (business building). Innocells, nombre con el que ha sido bautizado este “hub de nuevos negocios digitales”, según la definición del banco, ya está en funcionamiento en tres de los principales mercados del Sabadell: España, Reino Unido y México.

La entidad registró el pasado abril Sabadell Innovation Cells S.L., la filial a través de la que gestionará un programa con el que pretende, además, crear “una comunidad global de talento” que conecte “los ecosistemas de innovación” en los que ya esté presente, según consta en el Registro Mercantil. En 2013 el Sabadell creó Bstartup, un vehículo inversor para empresas emergentes en fase inicial (semilla); al que se unió en 2016 Sabadell Venture Capital, centrado en rondas de inversión A o B (entre 200.000 y 500.000 euros, y con un tope de un millón de euros para proyectos avanzados).

Fuentes del Sabadell explican a Economía Digital que Innocells pretende “ocupar el espacio al que no llegan” sus otros dos programas para emprendedores. Desde la entidad evitan, eso sí, dar por ahora cifras sobre capacidad de inversión, número de proyectos en los que se involucrarán o plantilla dedicada a este nuevo vehículo. Las “áreas de interés” de Innocells abarcan la gestión de datos, la innovación en las plataformas de pagos, nuevos sistemas de financación, soluciones de identidad digital y seguridad o personalización de servicios, mencionan las mismas fuentes.

Empresas tecnológicas a medida

Con todo, el punto más rompedor del proyecto tiene que ver con la creación de negocios digitales desde la misma base de la pirámide. Esto es, la edificación de una compañía tecnológica a partir de una idea aportada por el Sabadell y en un ámbito supuestamente  de especial interés para el banco. Tras reclutar a “talento” especializado en el negocio en cuestión, el grupo bancario aportará los recursos y la infraestructura necesaria para su desarrollo. Dentro de ello se incluye un espacio físico en el que puedan “confluir la capacidad disruptora de los emprendedores” con el know-how del personal interno del banco, señalan las fuentes consultadas.

Banc Sabadell: con Innocells el banco pretende edificar compañías tecnológicas a partir de ideas propias y en ámbtios de especial interés

Se trata de la primera ocasión en que una marca española del campo de las finanzas apuesta por este modelo de creación de negocios digitales en serie. Hasta ahora, este formato había sido replicado en nuestro país por algunos empresarios digitales reconocidos en el sector, con sociedades como Antai Venture Builder (Gerard Olivé y Miguel Vicente) o Nuclio (Carlos Blanco).

Desde el Sabadell apuntan que las primeras “células” --nombre con el que se refieren a cada uno de los negocios iniciados, de ahí Innocells-- ya están activas en España, Reino Unido y México. Es en el país latinoamericano donde este programa se encuentra a día de hoy más avanzado, apuntan fuentes de la entidad. En el caso español son cinco los proyectos incipientes ya en marcha.