stop

Emilio Saracho pide más dinero a los accionistas de Banco Popular para tapar los agujeros antes de "fusionarse". Las acciones de la entidad se desploman un 9%

Economía Digital

Saracho plantea sin titubeos a los accionistas la venta del Popular. El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, durante su primera junta general de accionistas en el cargo. EFE/Luca Piergiovanni

Barcelona, 10/04/2017 - 13:19h

En su primera junta de accionistas como presidente de Banco Popular, Emilio Saracho no ha esquivado, como era de esperar, la delicadísima situación que vive la entidad. El directivo procedente de Goldman Sachs ha pedido a los accionistas del Popular que respalden una nueva macro ampliación de capital, la segunda en prácticamente un año, que permita sentar “las bases del futuro” del banco. La otra opción, Saracho lo ha dejado claro, pasa por la venta del grupo.

Hay que recordar que en junio de 2016 el Popular, entonces dirigido por Ángel Ron, amplió capital por 2.500 millones de euros. En el lustro previo, el banco había hecho otras dos ampliaciones, una por la misma cantidad en 2012 y otra más modesta, por 450 millones. Ahora, tras reconocer la semana pasada que el agujero en las cuentas del año pasado es mayor del inicialmente anunciado, Saracho se ha mostrado rotundo sobre las necesidades de la entidad.

“Banco Popular no va a desaparecer, está asegurada su continuidad, por su solvencia y capacidad para generar rentabilidad, pero no tenemos mucho tiempo y requiere que actuemos ya”. El directivo ha recalcado también la “presión significativa” que soporta el banco y ha llamado a “hacer frente a las dificultades sin excusas y sin sentimentalismo”.

Emilio Saracho: "No tenemos mucho tiempo y [la situación] requiere que actuemos ya"

En relación a la ampliación de capital, Saracho ha asegurado que la prioridad es equilibrar la principal fortaleza del grupo, el negocio bancario tradicional especializado en pymes, con los riesgos que generan los activos improductivos, principalmente inmobiliarios, y los negocios que menos aportan. "Tenemos que aprovechar la ventaja competitiva del negocio de pymes", y esto implica "vender negocios en los que no hay capacidad de competir" y "lo haremos de forma clara y sin dilación", ha sentenciado. 

Desplome en bolsa

La reacción a las palabras de Saracho de los mercados ha sido contundente. Los títulos del banco se desplomaban a media sesión más de un 9%, perdiendo los 0,80 euros por acción y alcanzando nuevos mínimos históricos.