Lidl esconde su Thermomix hasta el fin de las rebajas

Lidl espera el fin de las rebajas, que El Corte Inglés y Mediamarkt han llevado hasta los robots de cocina, para volver a lanzar el Monsieur Cuisine

Lidl es la cadena de supermercados que más crece en España, y lo hace tanto por su habitual surtido de alimentos y productos como por sus ofertas efímeras, estas que lanza tres veces por semana hasta fin de existencias. Una de las más exitosas es su robot de cocina, el Monsieur Cuisine de Silvercrest, que supone una de las alternativas más baratas a Thermomix, el rey del sector.

Desde finales del año pasado, Lidl no ha vuelto a poner a la venta su robot de cocina, que suele estar a un precio alrededor de los 200 euros, es decir, una sexta parte de lo que cuesta la Thermomix. Este periodo de tregua comercial coincide con las rebajas en España. De hecho, Lidl se ha sumado a ellas en cuanto a la ropa, y sigue con descuentos selectivos en alimentos y otras referencias, pero reserva la Monsieur Cuisine.

La cadena de supermercados alemana comercializa dos versiones de su popular y esperado robot de cocina. La Monsieur Cuisine Connect y la Monsieur Cuisine Edition Plus. La primera es la más conocida y vendida, también la más completa, aunque ahora la ha renovado. La segunda es más sencilla, por lo que se trata de una de las alternativas a Thermomix más baratas del mercado.

Ambos robots tienen tres programas automáticos —amasar, cocer al vapor y rehogar— y diez velocidades, además del turbo, con una potencia de 1.000 vatios. Incluyen dos nuevas funciones, marcha atrás y pesaje acumulativo, y una temperatura de cocción de entre 37º a 130º C. Las principales diferencias son que la versión Connect tiene más capacidad —3 litros, por 2,2 de la Edition Plus— y pantalla táctil de 7 pulgadas.

Lidl y las rebajas de El Corte Inglés y Mediamarkt

El Corte Inglés es el rey de las rebajas en España, y además ha sumado unos días sin IVA, imitando a su principal competidor en electrónica y pequeños electrodomésticos, Mediamarkt. Esta cadena, para contraatacar al gigante de los grandes almacenes, empezó el año, adelantándose incluso a las rebajas, con ofertas en muchos productos, entre ellos varios robots de cocina.

La cadena de electrónica puso en oferta seis robots de cocina distintos, de varias gamas diferentes. Moulinex, que junto a Taurus es uno de los grandes competidores de Thermomix en su propia gama premium, presentó los chollos más importantes de Mediamarkt por su 20 aniversario, con tres modelos rebajados.

El espejismo

Lidl concentra la venta de los aparatos electrónicos apenas dos o tres veces al año y ha optado por no venderlos de forma constante. La cadena vende unas 50.000 unidades al año. Dado que la empresa cuenta con 535 supermercados en España, cada supermercado, cada establecimiento ha vendido, en promedio, unas 90 máquinas de coser al año. Es decir, entre siete y ocho máquinas al mes por cada tienda.

Con una venta concentrada en el tiempo, la cadena de supermercado también ahorra espacio con aparatos que ocupan grandes espacios en los pasillos y que no justificarían su presencia si todos estuviesen en los lineales de forma permanente.

En España, Lidl ya han triunfado con la heladera, la panificadora, el robot de cocina, la máquina de coser y la máquina de hacer waffles. Todos vienen con instrucciones y recetas. Mientras más variadas mejor. 

Lidl no termina de obtener beneficios con los ingredientes

Con una venta concentrada en el tiempo, la cadena de supermercado también ahorra espacio con aparatos que ocupan grandes espacios en los pasillos y que no justificarían su presencia si todos estuviesen en los lineales de forma permanente. Lidl triunfa con sus máquinas de cocina low-cost, pero no logra rentabilizar al máximo la venta de los ingredientes 

Al vender electrodomésticos de cocina a precios sumamente baratos, Lidl no busca el beneficio por la venta de los aparatos sino por los ingredientes. Con las panificadoras, las harinas; con las heladeras, la leche, las natas, los chocolates y las frutas; y con las máquinas de coser, los hilos.

Pero en esta estrategia, no todo marcha como debería. Gran parte de los usuarios compran las máquinas y luego adquieren los ingredientes en Mercadona, tal como explicó este diario con las panificadoras. Las usuarias fanáticas de la máquina de Lidl recomiendan en los principales foros y grupos las harinas de Mercadona.