Acciona reduce su beneficio bruto a la mitad

stop

La división de agua compensa los malos resultados del negocio de energía e infraestructuras a pesar de la incertidumbre de su principal contrato, ATLL

Juan Ignacio y José Manuel Entrecanales, a la derecha, junto a Jorge Vega-Penichet en la junta de Acciona - EFE

12 de noviembre de 2013 (13:06 CET)

Acciona continúa su annus horribilis. La gestora presidida por José Manuel Entrecanales ha cerrado el tercer trimestre con un beneficio bruto de 82 millones de euros, el 51,5% menos que en septiembre de 2012. Las ganancias finales han caído el 34,3%, hasta los 75 millones de euros. En cuanto a facturación, ha descendido el 4,2%. Se ha quedado en los 4.951 millones de euros.

De las cinco divisiones de la compañía, la que se dedica al negocio del agua es la que obtiene los mejores resultados. Sus ventas han incrementado el 21,4% (415 millones de euros) y su peso dentro del grupo crece. Está lejos de la fuerza del negocio de energía (77,8% del Ebitda) o las infraestructuras (10,4% del Ebitda), pero la apuesta de la cúpula por los servicios en el ciclo del agua es clara. Con todo, su futuro está muy ligado a un contrato que está en el aire: el de Aigües Ter Llobregat (ATLL) en Catalunya.

Decisión judicial

Esta concesión es la más importante que controla Acciona. Da servicio a un área con unos cinco millones de habitantes y tiene una vigencia de 50 años. Está pendiente de que lo avale o no la justicia. Si el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ratifica la valoración del órgano que vela por los contratos del sector público de la Generalitat, el Oarcc, y decreta que la oferta de Acciona no se ajusta a los pliegues de condiciones; el negocio se reducirá de forma substancial.

De hecho, las acciones de la compañía tocaron mínimos el mismo día en que los magistrados catalanes se cargaron la privatización de las aguas catalanas.

El 19 de julio se comercializaron a 34,06 euros el título, mientras que a cierre del tercer trimestre se situaron en los 42,06 euros. La cotización a principios de año era de 56,21 euros por acción. Acciona ha cerrado el tercer trimestre con una capitalización bursátil de de 2.408 millones de euros.

Cambios regulatorios de energía

La familia Entrecanales tampoco ha tenido suerte en los cambios legislativos impulsados por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (PP), que han modificado las reglas del juego del sector. Especialmente, de las renovables, donde Acciona es fuerte. El efecto conjunto ha supuesto un impacto de 137 millones de euros en las cuentas de la compañía durante los nueve primeros meses del ejercicio.

Con todo, el buen comportamiento de los ingresos de generación ha permitido capear el temporal. Al final, la cifra de negocios ha incrementado el 2,3% hasta los 1.627 millones de euros.

El verdadero agujero negro de las cuentas trimestrales de Acciona es la división de infraestructuras. La caída de la obra en España ha propiciado que su facturación reculase el 15,2% hasta los 2.048 millones de euros. La cúpula intenta reforzar la cartera internacional, que ya ha alcanzado el 52% de la cartera total, pero aún no ha conseguido maximizar su rentabilidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad