ACS se hace con una cartera de contratos de 265 millones en EEUU a golpe de talonario

stop

El grupo que preside Florentino Pérez engulle a la constructora de Boston J. F. White y entra en el mercado de Nueva Inglaterra

Florentino Pérez, presidente del grupo ACS I EFE

10 de agosto de 2014 (17:28 CET)

Florentino Pérez se ha rascado el bolsillo para consolidar la posición de ACS en Estados Unidos, una plaza clave para el grupo, que presume de ser uno de los líderes en obra civil en el mercado norteamericano. A través de su filial en el país, Dragados Construction USA, la compañía ha comprado a la constructora de Boston J. F. White Contracting, que atesora una cartera de obras por valor de 265 millones de euros, con medio centenar de trabajos en curso.

Además de hacerse con la cartera de contratos, ACS da un salto cualitativo en su internacionalización con la nueva adquisición ya que entra, a golpe de talonario, en el mercado de Nueva Inglaterra, al noroeste del país, según destacó la compañía en un comunicado.

Nuevo mercado


Y para muestra, un botón. JF White, que facturó cerca de 200 millones de euros en 2013, lidera los consorcios encargados de de la construcción de los puentes de Longfellow y Fore River en Boston, la ciudad más poblada del Estado de Massachusetts.

Además, "ha sido seleccionada para la construcción de la ampliación del metro (Green Line Extension)" en la misma ciudad, "un proyecto con más de 1.200 millones de dólares (900 millones de euros) de presupuesto, en el que la compañía mantiene una participación del 40 por ciento", según apunta ACS.

A la caza de 1.500 millones


ACS factura alrededor de 1.500 millones al año en Estados Unidos y Canadá, donde opera, además de con Dragados, a través de las filiales Schiavone, Picone, Pulice y Prince.

Con este equipo, el grupo que preside Florentino Pérez espera "licitar por obras por un valor de 11.300 millones de euros” entre los dos países.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad