El fundador de Inditex, Amancio Ortega (d), y el presidente de la compañía, Pablo Isla (i). | EFE
stop

Ortega ingresa 40 millones al año alquilando los activos de Pontegadea a la multinacional, que se entrega al modelo de la tienda en arrendamiento

en A Coruña, 13 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

Inditex opera la mayoría de sus más de 7.000 tiendas en régimen de alquiler. El modelo parece de lo más satisfactorio para la multinacional, que ha puesto a la venta 16 establecimientos que tiene en propiedad en España y Portugal con el objetivo de ingresar unos 400 millones de euros y mantener las tiendas abiertas en arrendamiento.

La estrategia, cada vez más homogénea, del alquiler operativo tiene un matiz importante, pues uno de los caseros más distinguidos de Inditex es su primer accionista, Amancio Ortega. El fundador de la compañía ingresó a través de las sociedades con las que controla el 59,2% del capital, Pontegadea y Partler, 39,6 millones en el último ejercicio a base de alquilar activos a la multinacional.

Sandra Ortega también es 'casera' de Inditex

Esta cuantía supone algo menos del 15% de los ingresos de Pontegadea por arrendamientos, pues Ortega se ha convertido en un casero de lujo a medida que ha expandido su otro imperio, el inmobiliario. En su portafolio de arrendadores están H&M, GAP, Nike, Mango o Primark, con su tienda de la Gran Vía madrileña, la más grande de España.

Pero con Inditex el negocio es redondo. Ortega adquiere inmuebles en los centros urbanos, la compañía los pone en valor y repercute parte de la inversión sobre el propio fundador, que ingresó este año 1.256 millones por el dividendo de la multinacional.

Pontegadea, el brazo inversor de Ortega, ingresó en su último año casi 300 millones por alquileres

Además de a Amancio Ortega, Inditex también alquila inmuebles para sus tiendas a su hija, Sandra Ortega. Rosp Corunna, el brazo inversor de la mujer más rica de España, ingresó 1,1 millones durante 2016 derivados de los arrendamientos a la multinacional.

Centros comerciales pagan a Inditex para que abra tiendas

Aunque la expansión internacional de Inditex provoca condiciones diversas en los alquileres de las tiendas, el más habitual tiene una duración de entre 15 y 25 años. Pueden establecerse como una renta fija o una variable, en la que entran en juego diversas fórmulas. Entre ellas, abonar al arrendador un porcentaje de las ventas.

Inditex reconoce en sus memorias de ejercicio que tanto los promotores de centros comerciales como algunos propietarios de los inmuebles alquilados efectúan contribuciones e incentivos para la instalación de las marcas de la multinacional. 

Hemeroteca

Inditex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad