El presidente ejecutivo de Agbar, Ángel Simón, en una imagen de archivo. EFE

Amber tienta a Suez con las plusvalías de Agbar

stop

El fondo activista admite que Agbar ha ganado valor en los últimos años e intenta convencer a Suez para que venda

Madrid / Barcelona, 08 de octubre de 2019 (04:55 CET)

El fondo de inversión Amber, dirigido y fundado por el armenio Joseph Oughourlian, se ha emperrado en que Suez venda Agbar, a la que valora en 3.000 millones de euros. La operación ya se está empezando a mover y ha hecho reaccionar a La Caixa, que ha tomado un papel activo en la búsqueda de un comprador, que puede ser uno o varios fondos que controlen el 100% o bien que le sirvan de socio financiero, si el grupo que preside Isidro Fainé decide volver a tomar el control de la empresa de aguas.

Mientras los movimientos, aunque discretos, no cesan, Amber tampoco lo hace en su empeño para convencer a Suez. La multinacional francesa quiere vender algunos activos, con desinversiones de hasta 4.000 millones, y la venta de la empresa española le encajaría. El fondo activista ha recogido en varios informes los beneficios de la operación, entre los que destacan unas plusvalías de 1.100 millones que se podría anotar Suez.

Lo cierto es que el momento para la venta es propicio. El propio Ángel Simón, presidente de Agbar y vicepresidente de Suez, comentaba este lunes, sin referirse a esta operación, uno de los motivos que marcan ahora mismo la situación económica y que desde Amber señalan como factor a tener en cuenta para la venta: la liquidez que hay en el mercado. En un encuentro con empresarios y políticos en el diario La Razón, Simón explicó que ésta era una de las consecuencias de que en el mercado los tipos de interés siguieran bajos.

La venta de Agbar llegaría en un momento propicio por la liquidez que existe en el mercado

Otras fuentes ajenas a Agbar cuentan que la compra la podría llevar a cabo cualquier fondo de infraestructura porque hay "mucho apetito" por este tipo de activos. Pero, matizan, Amber no es el vendedor y Suez aún no ha dicho de manera explícita si Agbar estará a la venta, por lo que es realmente imposible saberlo en esta etapa.

La próxima cita en la que se podrían conocer más detalles será en la junta de accionistas de Suez, prevista para el 21 y 22 de noviembre, en en Palais des Congrès de París, Francia.

De momento, el gigante francés de servicios presentó el pasado miércoles su nuevo plan estratégico. Y, aunque ni su nuevo consejero delegado, Bertrand Camus, ni el resto de directivos explicaron qué activos venderían, en el mercado todos señalan a Agbar como candidata a llevar colgado el cartel de se vende.

El propio Camus, en una entrevista exclusiva con Le Figaro el pasado 2 de octubre, habló de cuál era su relación con Amber. "Tratamos a Amber como a todos nuestros inversores. Los habíamos conocido en el momento de la junta general de accionistas y en el momento de la publicación de los resultados del semestre. Les explicaremos con este plan detallado y completo qué cambiará".

Los movimientos de Amber y La Caixa

El fondo de Oughourlian, un hombre conocido en España por ser el vicepresidente de Prisa e intentar cesar al actual presidente del grupo mediático, sin embargo, ya cifró qué impacto tendría la venta de Agbar para hacer las cosas más fáciles a Suez. Sus cálculos parten de los 3.000 millones pese a que la tiene valorada en 1.900 millones de euros. 

El armenio cree que no es el momento de que Amber participe en una empresa de infraestructuras. Ya explicó en enero en una entrevista a Bloomberg que sus principales intereses estaban en otros dos sectores: medios de comunicación y telecomunicaciones.

Por las cifras de la compañía española de aguas, su rentabilidad y su valor de mercado, cree que puede venderse por 12 veces su ebitda  — un múltiplo bastante alto —  en vez de las 7,5 veces en que valoraba la participación del 100%. Se espera que el ebitda de Agbar en 2019 ronde los 250 millones.

El último en mover ficha ha sido La Caixa, que tiene el 6% de Suez. La entidad catalana, a través de su holding Criteria, se ha propuesto no ser un invitado de piedra y participar de la operación. La intención es que Isidro Fainé, consejero en Agbar, y su equipo de confianza se pongan a la búsqueda de fondos de inversión que puedan y estén interesados. Pero, entre todas las opciones, la compra de otra empresa o la de un fondo, se decantan por la segunda.

Hemeroteca

La Caixa Agbar
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad