El presidente de Cecot, Antoni Abad, renuncia a disputar la presidencia de Foment en las elecciones del 5 de noviembre.

Abad renuncia al duelo con Sánchez Llibre (y prepara la vuelta a Foment)

stop

El presidente de Cecot, Antoni Abad, no se enfrentará a Josep Sánchez Llibre para la presidencia de Foment y prepara el terreno para la reconciliación

Economía Digital

El presidente de Cecot, Antoni Abad, renuncia a disputar la presidencia de Foment en las elecciones del 5 de noviembre.

Barcelona, 21 de septiembre de 2018 (20:06 CET)

Antoni Abad renuncia a enfrentarse a Josep Sánchez Llibre en las elecciones para la presidencia de la patronal catalana Foment del Treball. Sánchez Llibre será el único candidato.

En la última ejecutiva de la patronal vallesana Cecot, que preside Abad, este confirmó que no disputará la presidencia de Foment a Sánchez Llibre. Abad mantuvo durante años que sería candidato, pero finalmente no será así. Su renuncia facilita el retorno de Cecot a Foment, de donde fue expulsada en marzo pasado.

En un comunicado, Cecot señala que estarán atentos a lo que haga el nuevo líder de Foment en defensa de las empresas. También indican que “seguirán colaborando con los entornos económicos y empresariales”. Se entiende que hacen extensiva esta colaboración a Foment.

Las elecciones de Foment serán el próximo 5 de noviembre. Aunque sus estatutos no contemplan la realización de elecciones si se presenta un único candidato, Sánchez Llibre quiere que su responsabilidad como presidente sea ratificada en una votación. Por lo tanto, se pondrán urnas.

Sánchez Llibre presentará su programa en un acto público programado para el 8 de octubre. Como nuevo presidente de Foment, ocupará una de las vicepresidencias de la CEOE. En la actualidad, ya es su responsable de relaciones con las Cortes, una función que continuará desempeñando en un futuro.

Distensión entre Foment y Cecot

El todavía presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, indicó en marzo que su sucesor podía tomar la decisión que considerase oportuna sobre el regreso de Cecot. Sánchez Llibre ha evitado el enfrentamiento con la patronal vallesana y ha puesto la base para una futura reconciliación.
Diversos miembros de la actual junta directiva de Foment insisten en que, una vez que Gay de Montellà deje la presidencia, deberán replantearse el conflicto con Cecot. No abogan por un retorno automático, pero sí por una negociación tranquila a favor de la “unidad sindical”. Eso no quita que sean críticos con Cecot por considerar que invadió competencias de Foment y actuó fuera de sus límites territoriales.

Incluso el secretario general de Cecot, David Garrofé, se mostró convencido en mayo pasado de que se volverá a “la normalidad”, de que se superará este “triste paréntesis” en el que la patronal vallesana ha quedado excluida de los órganos de gobierno de Foment. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad