En la imagen, pan de molde de Bimbo.

Bimbo fía su recuperación en España a un proveedor de Mercadona

stop

El conglomerado mexicano se interesa por las fábricas que Grupo Siro tiene en venta tras fusionarse con Cerealto. La operación, todavía en estudio

Barcelona, 28 de enero de 2019 (04:55 CET)

Sumida en pérdidas y con su presencia en el mercado en retroceso, Bimbo se agarra a una carta: Mercadona. La cadena de supermercados valenciana ya supera el 25% de cuota de mercado y es vista como una oportunidad para los fabricantes tradicionales; ya sea de forma directa o a través de uno de sus proveedores, como es Grupo Siro.

El proveedor de galletas y pan de la compañía valenciana anunció en noviembre que ponía a la venta seis plantas y su negocio. Cuatro son de bollería y se ubican en Briviesca (Burgos), El Espinar (Segovia), Navarrés (Valencia) y Medina del Campo (Valladolid), y dos son de pan en Antequera (Málaga) y Paterna (Valencia).

Tras iniciarse el proceso de venta, fuentes del sector explican a Economía Digital que Bimbo estudia la adquisición de las unidades de negocio, especialmente las de panadería, por las que compite con otras tres compañías, tanto internacionales como nacionales.

Bimbo se ha puesto en manos del bufete Garrigues, que no ha confirmado ni desmentido la operación a preguntas de este medio.

La empresa de origen mexicano analiza la compra de una porción del negocio. Grupo Siro trató de lanzar al mercado todo el paquete, tanto el de bollería como el de panadería, pero no atrajo el interés de los inversores. Si el procedimiento se inició a finales febrero, la atención de los compradores ya es clara: el negocio del pan interesa mucho más que el de bollería.

Además de llegar a un acuerdo con Grupo Siro, el comprador deberá alcanzar un pacto con Mercadona

Sin embargo, la compra tiene una dificultad añadida. Además de alcanzar un acuerdo con Grupo Siro, Bimbo --o cualquier otro interesado-- deberá alcanzar un pacto con Mercadona, que recibe el 95% de la producción de las instalaciones.

Además, la cadena de supermercados se encuentra inmersa en un proceso de renegociación con sus proveedores, abandonando la política de interproveedores para comenzar a trabajar con un fabricante por cada uno de los productos que elabora.

Bimbo tiene dificultades en España

Bimbo busca así revitalizar su negocio español. La sociedad que el conglomerado mexicano tiene en el país acumula pérdidas por 236 millones en los últimos tres años a pesar de contar con marcas como el propio Bimbo o Donuts.

La crisis de la compañía no parece tener fin desde el inicio de la crisis. La sociedad registró pérdidas de 79 millones de euros en 2016 y de 59 millones en 2017.  A pesar de que la empresa adquirió la división de bollería de Panrico para frenar la sangría, la operación no parece dar frutos, pues perdió otros 27 millones de euros. 

Bimbo y Grupo Siro, viejos conocidos

A la cúpula de Bimbo no le es extraña la dirección de Grupo Siro. En 2012, la multinacional mexicana ya compró la fábrica de Agüimes (Gran Canaria) a la compañía española.

Será la segunda negociación entre ambas después de que Siro anunciara el pasado mes de noviembre la fusión con Ceralto con tal de crear un grupo con una facturación superior a los 600 millones de euros y más de 5.000 trabajadores entre España, Portugal, Italia, Reino Unido y México.

Hemeroteca

Bimbo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad