Blackstone pone 2.688 viviendas a recaudo de una socimi

stop

APROVECHAR DESGRAVACIONES Y EXENCIONES

Jean-François Bossy, arriba a la izquierda, junto a otros responsables de Blackstone

desde Madrid, 12 de junio de 2015 (23:00 CET)

Los responsables de Blackstone en España confían en que su socimi Fidere Patrimonio empiece a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) antes de un mes, ya que a finales de julio vence el plazo de dos años que tiene para hacerlo desde que, en 2013, se acogiera al régimen especial de Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi).

En principio, la nueva socimi cotizará sobre la base de los rendimientos que aporten 2.688 viviendas. Las hasta ahora traspasadas desde otras de sus filiales, que mantienen bajo su titularidad 2.167 casas más. Entre unas y otras suman las 4.885 viviendas que Blackstone, a través de las distintas marcas de Fidere, ha adquirido en las siete operaciones cerradas hasta ahora.

Socio único en Luxemburgo

La socimi tiene como socio único a la sociedad luxemburguesa Spanish Residential Reit Holdco, empresa controlada por Blackstone. Al frente de este entramado societario del fondo en España figura el belga Jean François Bossy, director financiero de Blackstone Real Estate en Europa.

Por debajo, desde el pasado mes de febrero, se encargan del día a día los españoles Diego San José de Santiago, otro gestor del fondo, y Miguel Oñate, de Magic Real Estate, la empresa de introducir en España al fondo estadounidense de la mano de Ismael Clemente.

645 pisos disponibles

Actualmente, de las 2.688 viviendas con que cuenta Fidere Patrimonio Socimi, se encuentran alquiladas 2.043 viviendas alquiladas y las restantes 645 están disponibles, en unos precios medios que oscilan entre 400 y 550 euros mensuales, según la tipología, de uno a tres dormitorios.

Al cierre de 2014, la socimi todavía no computaba como ingresos los procedentes de estas rentas, distribuidas a través de sus filiales, y solo reconocía gastos de explotación, los que llevaron a reconocer pérdidas de algo más de 613.000 euros. Sin ingresos y solo gasto, pero con unos activos –los pisos adquiridos– valorados en casi 71 millones de euros, muy por encima de los 15,6 millones reconocidos en 2013.

Desgravaciones y exenciones

Lo que busca Blackstone sacando a bolsa su socimi Fidere Patrimonio es no perder las desgravaciones que permite la ley a este tipo de sociedades, con exenciones en el pago del Impuesto de Sociedades.

De acuerdo a lo dispuesto en esta admisión a cotización, la socimi, con un capital suscrito y desembolsado superior a 10 millones de euros tras la última ampliación, acaba de registrar una página web para inversores (www.fidere-socimi.com) –todavía no operativa–, y nombrado a la Sociedad de Gestión de los Sistemas de Registro, Compensación y Liquidación de Valores (Iberclear), como entidad encargada del registro contable.

Compra de activos

El acopio de estas casi 5.000 viviendas adquiridas por Blasckstone, a través de las diversas sociedades Fidere, se inició hace casi dos años con la compra, por 125 millones de euros, de 1.860 viviendas protegidas en alquiler (18 promociones) a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS).

Entre finales de 2013 y principios de 2014, Fidere adquirió a FCC, por unos 30 millones de euros, 420 pisos en la localidad madrileña de Tres Cantos, y otros 600 a la Sareb, el banco malo, repartidos en Madrid, Barcelona y Guadalajara.

En mayo de 2014 aprovechó la situación económica de Martinsa-Fadesa para comprar, por 21,6 millones, un edificio de 238 viviendas en Torrejón de Ardoz, en Madrid, y, ya  en agosto de 2014, Blackstone compró 26 sociedades inmobiliarias a Bankia, con un potencial de 3.000 viviendas futuras. Solo una de estas sociedades fue transferida a Fidere.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad