El mayor banco de España llevará solo la marca de Caixabank./ EFE

Caixabank impone su nombre para el nuevo banco fusionado con Bankia

stop

Fuentes financieras informan que todo apunta a que Caixabank será la marca comercial resultante de la fusión y Bankia desaparecerá

Madrid, 15 de septiembre de 2020 (10:43 CET)

La nueva entidad resultante de la fusión entre CaixaBank y Bankia, el mayor de España, utilizará únicamente la marca comercial de la compañía catalana, por lo que el banco madrileño desaparecerá, según fuentes financieras cercanas a las negociaciones que se están llevando a cabo para cerrar el acuerdo de absorción.

Esta decisión ha sido tomada en las últimas horas y, tal y como ha informado Efe, no se producirán cambios. No obstante, las conversaciones continúan abiertas, por lo que no se podría dar el acuerdo por completamente cerrado.

En su larga historia de adquisiciones, CaixaBank ha optado siempre por mantener su marca comercial, como ocurrió al absorber Caixa Giron, Banca Cívica o Banco de Valencia, y se considera que es la más fuerte comercialmente frente a la de Bankia.

Las mismas fuentes han señalado que todo apunta a que será este miércoles, cuando los consejos de administración de CaixaBank y Bankia se reúnan para dar la luz verde definitiva a la fusión, aunque de momento éstos no han sido aún convocados.

Los consejos deben validar la ecuación de canje de acciones

Los consejos de administración deben validar, entre otras cuestiones, la ecuación de canje de acciones, uno de los principales puntos de la negociación para certificar la fusión. No obstante, en los últimos días la revalorización de estas compañías ha provocado cambios en la ecuación de cambio que hasta este momento podía establecerse entre ambas empresas.

 Caixabank se quedará con el 75% de la nueva entidad, como ya adelantó El Mundo. Este porcentaje corresponde a las exigencias de la Fundación Bancaria La Caixa, propietaria del 40% de la entidad catalana a través de Criteria, que marcó como línea roja no poseer menos del 30% en la entidad resultante de esta fusión.

De esta forma, si Caixabank obtiene las tres cuartas partes, el organismo que dirige Isidro Fainé pondrá mantener ese 30% y no alterar su estructura mercantil ni sus condiciones fiscales como fundación. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), cuya participación actual en Bankia es del 61,8%, se quedaría con el 15%, aproximadamente.

Una vez que se apruebe la fusión nacerá el mayor banco de España con la suma de más de 650.000 millones de euros en activos. Según estimaciones de Citygroup, pasaría a ostentar una cuota de mercado entre el 23% y el 25% del total, con 6.700 sucursales y más de 51.000 empleados. Sin embargo, se trata de cifras sumatorias que no tienen en cuenta el cierre de sucursales.

Hemeroteca

Caixabank Bankia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad