Caprabo intenta acallar los rumores de venta con una inversión de 80 millones en sus tiendas

stop

La cadena cambia el 'look' de los supermercados para ganar en innovación y modernidad

El director general, Alberto Ojinaga, y el de marketing, Manel Cumplido

19 de febrero de 2014 (14:06 CET)

En el último año se ha rumoreado, y mucho, sobre la posible venta de Caprabo, compra millonaria que hizo Eroski en 2007 y que todavía sigue digiriendo. Sin embargo, este miércoles el director general de la cadena, Alberto Ojinaga, ha querido desmentirlo, aunque el gran endeudamiento del grupo vasco apunta la posibilidad.

“No reformaríamos tiendas, ni invertiríamos 80 millones para venderlas”, ha asegurado en un encuentro con los medios con motivo del cambio de look que sufrirán los supermercados. Caprabo ha hecho una apuesta fuerte por la innovación y la modernización de su red. Pretende así cerrar el año con 120 supermercados renovados bajo el nuevo concepto.

“Queremos transformar las tiendas para ponernos a la vanguardia. Entre 2008 y 2012 nos centramos en mejorar la eficiencia y reducir los precios y ahora optamos por un nuevo modelo basado en la modernidad, comodidad, libertad y sostenibilidad”, subraya Ojinaga.

Un cambio de imagen para aumentar las ventas


En este cambio de imagen, Caprabo se gastará 80 millones de euros con el objetivo de tener todas las tiendas renovadas en 2016 y crecer así en las ventas un 8%. “Es un cambio radical distinto al de otras cadenas”, matiza el director general.

El motivo de que se haya optado ahora por esta modernización de los supermercados se debe, según el director de marketing, Manel Cumplido, a que el concepto de compra y consumo ha cambiado en los últimos años. “Vamos hacia un consumo de proximidad”, ha señalado.

Más protagonismo para el producto fresco


Actualmente, ya hay 70 supermercados que ofrecen este nuevo look centrado en dar más importancia al producto fresco --como también han hecho otros rivales como Mercadona--, añadir un kiosco --un espacio donde el cliente conoce las promociones antes de comenzar la compra-- crear una nueva aplicación móvil y el ofrecer El Comparador –una selección de productos con precios más bajos--.

Pero es no es todo. Además, se ha optado por incluir neveras en los productos fríos para conseguir un ahorro energético del 20%, así como incorporar un 15% más de referencias en los lineales, y la señalización de surtidos especiales como productos saludables, ecológicos, autóctonos, sin gluten e incluso para diabéticos.

El cierre en 2013, de los mejores de los últimos años

Con todo, Caprabo espera aumentar las ventas en un momento en el que, según Ojinaga, el consumo se está recuperando, sobretodo tras el verano, con unos resultados en 2013, de los mejores de los últimos años de la cadena, tal y como ha avanzado el directivo.

Sobre la importancia de la marca propia de Eroski en estos nuevos espacios, seguirá siendo de entre el 18 y el 19%. “Apostamos por la libertad de elección y, por ello, damos cabida a la marca del fabricante”, ha añadido Ojinaga.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad