Axiare se escudará en el precio para rechazar la opa de Colonial. En la imagen, un edificio de Axiare. EFE
stop

Los fondos y bancos de inversión, que controlan más del 25% de Axiare, venderán a Colonial para asegurarse las plusvalías

Barcelona, 29 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Mucho se tiene que torcer la operación para que Axiare no termine en manos de Colonial. La inmobiliaria catalana, que ya controla el 28,78% de su competidora, presentó una opa sobre el 100%, por lo que solo necesita poco más del 21% para superar la mitad más una de las acciones y que la opa salga para adelante. Es un porcentaje factible, y más teniendo en cuenta que Pere Viñolas ha seducido ya a buena parte de los fondos que tienen más del 25% de Axiare.

Viñolas, consejero delegado de Colonial, apenas se ha quedado quieto desde que la socimi presentara la opa sobre su competidora. Ha hecho varios road shows con inversores para asegurarse el éxito de la emisión de bonos de 800 millones, que cerró la pasada semana, y de la ampliación de capital de 338 millones. Ambas operaciones tenían el objetivo de financiar la opa. Pero también se ha visto con los fondos, para asegurarse el éxito de la operación.

Una parte importante de los fondos de Axiare aceptarán la oferta de Colonial, según explicaron fuentes financieras, con lo que la compañía tendrá la compra hecha, o prácticamente hecha. En el capital de la socimi española tienen declaradas participaciones ocho fondos, de los cuales tres entraron este noviembre a través de instrumentos financieros, por lo que pueden representar a otros accionistas. El núcleo duro lo forman cuatro que están más que dispuestos a vender.

Cuatro fondos y bancos de inversión controlan más del 17% de Axiare y venderán a Colonial con plusvalías de hasta el 100%

El núcleo duro de los fondos y bancos de inversión de Axiare lo forman T.Rowe (5,57%), Citigroup (4,92%), Wellington Management Group (3,88%) y Goldman Sachs (3,02%), que suman más del 17%. Para todos ellos, ir a la opa será un gran negocio, puesto que venderán con rentabilidades de dos y hasta tres cifras.

T.Rowe y Citigroup entraron en la inmobiliaria en julio de 2014, cuando la acción se movía alrededor de los nueve euros, la mitad del precio de la opa, 18,36 euros. Lo hicieron con cerca de un 10% cada uno, y ambos vendieron una parte de su participación el mes de julio pasado, con la acción entre 14 y 15 euros, por lo que ya obtuvieron una plusvalía superior al 50%. Con la opa de Colonial, la plusvalía para la participación que mantienen superará el 100%.

Goldman Sachs entró en 2015 con una participación del 3%. Compró a un precio alrededor de 11,50 euros por acción y venderá con una plusvalía del 60%. Wellington Management Group es el que sacará menos tajada: apareció en Axiare en abril, con la acción ya sobre los 14 euros, con el 3%, e incrementó hasta el 3,88% ya tras el anuncio de opa. Aun así, ganará más del 20% en menos de un año.

Solo una contraopa puede dejar a Colonial sin Axiare, pese a la hostilidad de su consejero delegado

Con estos fondos dando el sí quiero, la aceptación se acercará al 50%, por lo que Colonial solo necesitará que alguno de los otros fondos, que probablemente han entrado para sacar tajada de la opa, también la acepten, o que lo hagan una pequeña parte de los minoristas, que también habrán comprado a un precio inferior al de la opa –Axiare nunca ha cotizado tan alta–.

Las opciones para que a Colonial se le escape Axiare solo pasan por una contraopa, algo con la que el mercado no cuenta, al menos por ahora. Liderada por Pere Viñolas y por su presidente, Juan José Brugera, Colonial ha cocinado la operación durante un año, a fuego lento esperando el momento para lanzarla a pesar de la oposición del equipo directivo, encabezado por su consejero delegado, Luis López de Herrera-Oria.

Colonial entró en Axiare en octubre de 2017 con el 15%, y lo mantuvo bastante estable hasta que, tras decidir lanzar la opa, compró un paquete adicional del 13,3%. Con esta compra se asomó al umbral máximo al que se permite llegar en una cotizada sin lanzar una opa y se dejó una situación muy ventajosa para alzarse con el control de su competidora.

Dos semanas de la opa de Colonial sobre Axiare

La socimi catalana presentó la opa el 13 de noviembre pasado, a 18,50 euros por acción. El consejo de administración de Axiare, pese a tener a Colonial como su máximo accionista, reaccionó con cierta hostilidad, recalcando que no conoció la oferta hasta el día de su presentación y reafirmando su intención de seguir en solitario. Su consejero delegado, sin embargo, se ha quedado solo en esta batalla.

La semana pasada, Colonial pidió la autorización formal de la opa a la CNMV y alertó de que, si Axiare daba el dividendo, rebajaría el precio a 18,36 euros para descontarlo. Paralelamente, está dando pasos para financiar la oferta, bajo la atenta mirada de las agencias de calificación. Una de ellas, Moody’s, advirtió de que podría rebajarle el rating si se endeudaba demasiado. Para resolverlo, Colonial se plantea vender el suelo industrial de Axiare, valorado en 500 millones y que no considera estratégico.  

Colonial dará un salto con la compra de Axiare. Sumará 1.710 millones de euros en activos, con lo que rozará los 10.000 millones, cerca de los que tiene Merlin, la sociedad de inversión inmobiliaria líder en España. Madrid ganará peso en su porfolio, pasando del 18% al 27% de los activos, mientras que París bajará, aunque seguirá siendo su primer mercado, y Barcelona caerá al 10%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad