Un operario trabaja en el desmontaje del Mobile World Congress, que no llegó a celebrarse. EFE/Alberto Estévez

El mapa de las empresas españolas ante el coronavirus

stop

La gran mayoría de empresas españolas han cambiado hábitos por el Covid-19, desde extremar la higiene a suspender reuniones; así es ahora el día a día

X.Alegret / C.Reche / C. Huguet

Un operario trabaja en el desmontaje del Mobile World Congress, que no llegó a celebrarse. EFE/Alberto Estévez

Barcelona / Madrid, 07 de marzo de 2020 (04:55 CET)

Actos tan habituales como levantarse de la silla para ir al baño o mantener una reunión de trabajo han cambiado en muchas empresas españolas en la última semana. El miedo a contraer el coronavirus lo ha empapado todo en las organizaciones y en buena parte de la sociedad y, pese a los llamamientos a la calma de los gobiernos, las empresas están optando, tirando de refranero, por aquello de “más vale prevenir que curar”.

El Covid-19 originado en China tuvo un primer impacto visible en España con la cancelación del Mobile World Congress en Barcelona, después de que muchas empresas renunciaran a participar en el mismo por temor a que sus empleados se contagiaran. En ese momento, el virus no había entrado en la península; el pasado viernes 6 de marzo, suman 340 infectados.

Algunas de estas personas que han contraído el coronavirus trabajan en empresas conocidas como Telefónica, Bankia e Indra. Como respuesta a ello, han desalojado plantas enteras de sus oficinas y han aislado a empleados que estuvieron en contacto con los infectados, potenciando el teletrabajo.

España despertó al coronavirus con la suspensión del MWC y las empresas empezaron a tomar precauciones aunque aun no había casos

Pero el impacto en la vida diaria de las organizaciones españolas va mucho más allá: viajes cancelados y prohibidos, reuniones con el número de participantes limitados, geles desinfectantes en las oficinas e incluso cubiertos de plástico son algunas de las medidas que se han generalizado en las empresas españolas. A continuación detallamos los casos particulares en algunas grandes compañías de nuestro país.

Inditex

El gigante de la moda no hizo público el impacto del coronavirus en su negocio, pero sí tomó medidas de precaución ante la enfermedad. La cotizada presidida por Amancio Ortega restringió tanto los viajes a zonas de riesgo como las visitas a sus instalaciones a las "estrictamente imprescindibles". Las medidas afectarán también a los horarios de los comedores, que se espaciarán más, y también se modificará el servicio de transporte para los trabajadores. Además, se cerrará el gimnasio.

Bankia

El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri anunció este viernes por la mañana su primer caso de coronavirus entre sus empleados. Se detectó en un trabajador de las oficinas centrales (Torres Kio) de Madrid, donde se tuvo que desalojar una de las plantas (la sexta) y enviar a casa a aproximadamente 80 trabajadores. Cuentan fuentes cercanas de la compañía que el afectado pertencía a la gestora de Bankia y que llevaba días sin ir a trabajar y que el contagiado dio positivo el jueves de esta por la noche. Días antes, la entidad había enviado a la plantilla una circular con las medidas de prevención recomendadas por el Ministerio de Sanidad.

Cellnex

La empresa de torres de telecomunicaciones es de las pocas compañías españolas que ha cerrado toda una sede. Eso sí, lo ha hecho en el norte de Italia, donde tiene oficinas en Milán y en Venecia. En total, unas 40 personas que están trabajando desde casa. En su sede central en Barcelona siguen precauciones como los geles en las oficinas, pero de momento siguen trabajando de forma presencial. Eso sí, los viajes y reuniones se han restringido y se opta por las videoconferencias.

Una torre radioeléctrica de Cellnex.

Repsol

La energética ha restringido totalmente la participación de sus trabajadores en todo tipo de eventos, congresos y formaciones en las zonas decretadas de riesgo por la OMS. Y, de hecho, ha recomendado no participar tampoco en otros actos en el resto del mundo siempre que se pueda hacer por videoconferencia. Los empleados que han estado en las zonas de riesgo tienen que pasar por un aislamiento de dos semanas, con independencia de si presentan síntomas o no, haciendo teletrabajo.

Ferrovial

La constructora estableció protocolos en función de las áreas. Por ejemplo, mantenimiento y limpieza de hospitales y centros de salud contaban con protocolos muy específicos, mientras que en oficinas centrales se habían prohibidos los viajes o la asistencia a congresos y eventos en las zonas de riesgo (poco impacto porque no tienen negocio en China o Italia). En unas y otras, comentan, se priorizaba en las recomendaciones de los gobiernos en materia de higiene. 

Banco Santander

A los bancos les está costando más moverse porque una parte importante de su plantilla trabaja de cara al público y difícilmente puede protegerse del riesgo. Aun así, la entidad que preside Ana Botín ha restringido todos los viajes que no sean absolutamente imprescindibles, así como las visitas a la Ciudad Financiera, y ha prohibido a sus empleados participar en reuniones y congresos con más de 100 personas.

santander ciudad financiera de boadilla 630

Puig

El gigante catalán de la perfumería tuvo que enviar a ocho empleados a casa porque habían estado en contacto con una persona que dio positivo en Covid-19, hasta que se les hagan los test para saber si han contraído el virus. Además, Puig ha creado un comité especial para evaluar y decidir las medidas a tomar y ha puesto geles en las oficinas a disposición de toda la plantilla.

Telefónica

Telefónica fue la primera empresa española de renombre cque comunicó un caso de coronavirus. Fue el miércoles por la noche cuando la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete anunció el primer caso positivo por coronavirus. Su decisión fue aislar también a los compañeros del afectado, para que teletrabajaran desde casa y vieran cómo evolucionaba sus síntomas (siguen asintomáticos). La empresa, cuentan desde las oficinas de Tres Cantos (Madrid), mantuvo informados a sus trabajadores de las medidas de prevención que recomendaban desde la administración a través de boletines internos, sin indicar hasta el momento la posibilidad de que trabajaran desde casa.

Vodafone

La compañía británica, aunque fue a modo de simulacro, sí decidió que este viernes sus más de 2.000 empleados de Madrid trabajaran desde casa. Se trataba de una prueba para ver cómo de preparada estaba la plantilla de la filial española de la firma británica, ante un posible escenario de contagio. La compañía no tiene ningún caso detectado.

Una tienda de Vodafone.

Orange

Orange, por su parte, también impuso medidas internas. Antes de que se conociera que los casos de contagio en España se contaban por centenares, el sindicato Comisiones Obreras enviaba un boletín interno informando de las medidas que se habían acordado con la empresa. Las decisiones: suspender los viajes hasta nuevo aviso a China, Hong-Kong, Macao, Taiwán y Singapur  — también Corea del Sur y regiones de Lombardía y Véneto, en el norte de Italia — ; someter a cuarentena por teletrabajo (o a permiso de ausencia retribuido si el teletrabajo no fuera posible) cualquier retorno profesional o personal de estas zonas. Para destinos no suspendidos, limitar al al mínimo esencial los viajes profesionales, seminarios y congresos.

EY

EY activó esta semana la fase 2 de su protocolo de prevención del coronavirus tras identificar un caso positivo en su sede de Madrid. Desde la firma de servicios profesionales se deidió que todos sus empleados, aproximadamente 3.100 empleados, teletrabajaran. La firma de consultoría ya había activado hace 10 días la fase 1 de su protocolo de prevención, que contemplaba la restricción de viajes a las zonas más afectadas. Dicha fase también contemplaba la permanencia en el domicilio teletrabajando 14 días para todos aquellos que hubieran viajado a regiones afectadas durante los 15 días previos. 

Accenture

La consultora Accenture informa desde Estados Unidos a sus trabajadores en España a través de un boletín interno. Hasta ahora, la compañía no ha establecido ningún plan severo, aunque sí ha recomendado a sus trabajadores que carguen con los equipos informáticos para teletrabajar en casa si la situación cambia.

Seat

El fabricante de automoción tuvo que suspender toda la operativa prevista para el salón del Automóvil de Ginebra por la cancelación del congreso. Además, el fabricante de coches hizo difusión de las medidas de higiene necesarias y puso a los servicios médicos propios a disposición de todos aquellos empleados que hubieran viajado a países de riesgo y tuvieran algún tipo de síntoma que pudiera indicar que estaban infectados por el coronavirus.

Una operaria trabaja en el Seat León, en el taller número 10 de la planta de Seat en Martorell. EFE/Marta Pérez

Grifols

Fuentes sindicales explican a Economía Digital que en Grifols se han reforzado las medidas de prevención muy por encima de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. En las oficinas centrales de la empresa se han añadido dispensadores de alcohol en los lugares comunes y en el comedor se han sustituido los cubiertos habituales por utensilios de plástico de un solo uso. Además, se han cancelado viajes que pudieran implicar algún tipo de riesgo para los trabajadores.

Almirall

Del mismo modo que Grifols, Almirall también incrementó la precaución con dispensadores de alcohol para cada trabajador. La farmacéutica catalana mandó a teletrabajar a su plantilla en Italia, suspendió eventos propios y recortó los viajes a lo estrictamente necesario. Además, ordenó a su equipo de visitadores médicos que no acudieran a los hospitales en los que hubiera pacientes infectados por el coronavirus.

Aena

Existe malestar entre los trabajadores de Aena por la falta de medidas adicionales a las recomendaciones de Sanidad. Los sindicatos incluso han amenazado con tomar acciones legales contra el gestor aeroportuario, pues lamentan que no se les haya dado dispensadores de alcohol ni guantes o mascarillas para atender a los vuelos que proceden de países de riesgo. Además, piden suspender las encuestas de satisfacción a los pasajeros al realizarse a menos de un metro de distancia.

El Corte Inglés

Los grandes almacenes también tomaron medidas para prevenir a su plantilla. A pesar de que insisten en que se adoptan las medidas propuestas por el Ministerio de Sanidad, El Corte Inglés mandó a trabajar desde casa hasta nuevo aviso a todo el personal de sus oficinas que hubiera viajado recientemente a Milán, Venecia o Turín. Los servicios médicos de la compañía se pusieron en contacto con estos empleados para explicarles la situación.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad