Uno de los coches de Lyft en Estados Unidos, donde es competencia directa de Uber. Foto: Archivo

El año escandaloso de Uber acelera los réditos de su rival

stop

Las demandas, denuncias y dimisiones han golpeado a Uber, al mismo tiempo que se triplican los beneficios de Lyft, su competidor en EEUU

Economía Digital

Uno de los coches de Lyft en Estados Unidos, donde es competencia directa de Uber. Foto: Archivo

Barcelona, 02 de diciembre de 2017 (10:52 CET)

El 2017 ha sido complicado para Uber. Los escándalos de acoso sexual en la compañía, los robos de información que afectan a la empresa a lo interno y que vulneran los datos personales de millones de sus clientes, y la dimisión del consejero delegado Travis Kalanick conforman el top tres de momentos lamentables en el año para Uber.

El dominó se sigue moviendo: estos polémicos meses le han costado a Uber el 30% de su valor, y la secuencia de polémicas ha acabado por reforzar a la competencia. Lyft, el principal rival de Uber en Estados Unidos, no solo ha salido ileso de la temporada de escándalos, sino que triplica su beneficio en la primera mitad de 2017.

Lyft -que opera bajo el mismo sistema de transporte contratado por medio de una app en el móvil- mostró ganancias de $483 millones en el primer semestre del año, el equivalente a 406 millones de euros. La cifra multiplica por tres lo que generó durante ese mismo lapso en 2016: unos 130 millones.

Según los datos del primer semestre de 2017, Uber pierde dos de cada tres dólares que gana

Las pérdidas de Lyft decrecieron el 27% y pasaron de 238 millones a 173 millones. Por su parte, el ruido alrededor de Uber se ha traducido en pérdidas colosales. La compañía ganó 2.500 millones en la primera mitad del año, pero perdió casi 1.700 millones (los datos incluyen al servicio de comida Uber Eats).

Tanto Lyft como Uber están a la caza de nuevos inversores para mejorar y acelerar sus negocios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad