Sede de Enagás, en Madrid. Fotografía: Enagás, SA.

El consumo de gas natural bate récord y contribuye a reducir emisiones

stop

En 2019 la sustitución del carbón por gas natural en el mix eléctrico español ha reducido un 25% las emisiones de CO2, demostrando la importancia del gas natural como complemento a las energías renovables

Madrid, 30 de diciembre de 2019 (17:11 CET)

Este año 2019 España ha consumido un 14% más de gas natural, el dato más alto desde 2010. En total, a falta del cierre definitivo del año, la demanda de gas natural ha alcanzado este año en España los 398 TWh.

Este incremento en la demanda de gas natural ha estado motivada principalmente por un mayor consumo de la industria y por un elevado uso del gas natural para la generación de electricidad.

Así, en España, en 2019, se ha incrementado la demanda de gas para  electricidad alrededor de un 80% con respecto al año pasado, hasta alcanzar los 111 TWh. Este fuerte incremento se ha debido fundamentalmente a una mayor participación del gas natural en el hueco térmico frente al carbón —en un contexto en el que los precios del gas natural son más competitivos— y a una baja generación hidráulica este año. 

El gas natural, combustible esencial para reducir las emisiones

En el contexto actual el gas natural y las innovaciones en torno a su utilización —desde las plantas de ciclo combinado a los gases renovables— están demostrando el gran potencial de este combustible para reducir a corto plazo las emisiones contaminantes y causantes del efecto invernadero, y como sustituto del carbón en la generación de electricidad y del combustible diésel en el transporte.

Esta flexibilidad de las plantas energéticas de gas natural resulta esencial para modular, incrementar o reducir, la producción de electricidad y la participación de este combustible en el mix energético. Esto permite satisfacer la demanda en tiempo real y respaldar la producción de energía de origen hidráulica, eólica o solar. Según investigadores del MIT, el gas natural será durante muchos años un combustible “imprescindible” para combatir el cambio climático.

Precisamente reemplazar combustibles como el carbón por gas natural —más limpio, abundante y con un precio más competitivo— ha sido el principal factor que ha permitido reducir este año un 25% las emisiones de CO2 del mix eléctrico con respecto a 2018. Como resultado, en 2019 se ha evitado la emisión a la atmósfera de 14 millones de toneladas de CO2, equivalentes a las emisiones anuales de casi 6 millones de coches

La demanda de gas natural crece en todos los sectores

La demanda industrial, que representa alrededor del 54% del consumo total de gas natural, ha alcanzado los 214 TWh, en torno a un 2% más con respecto al año anterior. Esta es la cifra más alta desde que se tienen registros desagregados de consumo industrial. La demanda ha crecido en casi todos los sectores industriales, especialmente en el sector servicios.

Además, en un contexto de altos niveles de almacenamiento de gas natural licuado (GNL) y de precios más bajos que en el resto de países europeos, España ha incrementado sus exportaciones de gas natural a Europa por los Pirineos en los dos últimos meses del año. 

Las regiones en las que más ha aumentado la demanda total de gas natural en 2019 son Navarra (+65%), Asturias (+36%) y Galicia (+34%).