Enagás cuenta con cerca de 12.000 kilómetros de gasoductos solo en España. Fotografía: Enagás, SA.

Impulsar los gases renovables creará al menos 600.000 empleos directos

stop

La producción a gran escala de gas renovable es esencial para el cumplimiento de los objetivos climáticos, y creará entre 600.000 y 850.000 empleos directos

Madrid, 20 de noviembre de 2019 (16:00 CET)

En el contexto actual el término transición energética significa descarbonizar el sistema energético con el objetivo de reducir primero y neutralizar finalmente las emisiones de dióxido de carbono para combatir el calentamiento global.

En este cometido los gases renovables y de baja emisión de carbono, combinados con grandes cantidades de electricidad de origen renovable, juegan un papel esencial tanto en la descarbonización de la economía como en la reducción de las emisiones.

Los gases renovables incluyen aquellos obtenidos tanto a partir de electricidad de origen renovable, caso del hidrógeno verde, y los gases de origen natural como el biometano y los biogases que se generan a partir de residuos orgánicos de procedencia doméstica, industrial, agrícola o ganadera.

Economía circular, mayor independencia energética y empleo

Ese origen natural de los gases renovables no solo significa que  el biogás o el biometano suponen una mayor independencia energética ya que se pueden producir localmente, sino que además participan de la economía circular.

Además su producción a gran escala supondrá un incremento de las oportunidades de empleo especialmente en zonas rurales, y creará puestos de trabajo altamente cualificados en sectores relacionados con la fabricación, instalación y operación de plantas de biometano e hidrógeno verde, y en el sector de generación de electricidad renovable para producir hidrógeno.

De hecho, según un nuevo análisis de Gas for Climate preparado por Navigant, perteneciente a la empresa Guidehouse, el incremento de los gases renovables en la UE creará entre 1,7 millones y 2,4 millones de puestos de trabajo antes de 2050, de los cuales, entre 600.000 y 850.000 serían empleos directos.

"Los gases renovables dotarán al futuro sistema energético de la necesaria flexibilidad y seguridad de suministro, y serán clave para el cumplimiento de los objetivos climáticos anunciados por el Gobierno y de la estrategia europea para liderar el camino hacia la neutralidad climática en 2050," dicen desde Enagás.

Enagás es una de las gasistas que ha apostado por el desarrollo de los gases renovables como solución para combatir el cambio climático y descarbonizar el sector energético.

La compañía recientemente ha creado la filial EnaGasRenovable para el impulso de estasenergías renovables no eléctricas (biogás y biometano, e hidrógeno verde) co mo nuevas soluciones energéticas que permiten avanzar hacia un modelo energético más sostenible. Esta estrategia energética, económica y social ha sido reconocida un año más por el Índice de Sostenibilidad Dow Jones que ha situado a la compañía como líder en su sector por cuarto año. 

Aprovechamiento de las infraestructuras actuales

Según explican desde Enagás, "las infraestructuras gasistas existentes están técnicamente preparadas para transportar y almacenar gases renovables, como el biometano resultante de los procesos de economía circular, o el hidrógeno, que puede ser perfectamente transportado por la red de gasoductos ya existente, sin necesidad de inversiones adicionales."

Precisamente el uso de gases renovables en las infraestructuras de gas ya existentes es una de las grandes ventajas de este combustible,: según el estudio Gas for Climate utilizar las infraestructuras de gas que ya se utilizan actualmente podría suponer un ahorro de casi 217.000 millones de euros en costes anuales, en comparación con el logro de la neutralidad climática sin la participación del gas.