Así suelta lastre inmobiliario El Corte Inglés. Fuente: EFE

El Corte Inglés gana oxígeno tras su pacto con la banca

stop

La cadena de grandes almacenes presidida por Marta Álvarez aumentó su liquidez disponible durante el pasado año hasta los 1.400 millones

Barcelona, 02 de julio de 2019 (10:51 CET)

El Corte​ Inglés tomó aire durante el pasado año gracias al acuerdo con los bancos acreedores y a un negocio que, pese a seguir estancado, no cayó. La cadena de grandes almacenes presidida por Marta Álvarez pudo así reducir su endeudamiento en un 12% y volver a mejorar su caja de forma sostenida. En concreto, a datos de finales de febrero de este año, dispone de una liquidez de 1.388 millones de euros, un 13,55% más que un año antes.

Esta mejora tiene dos vertientes, según publica Cinco Días. La primera es la refinanciación de 3.650 millones de deuda firmada en enero de 2018, que incluía un tramo de 1.000 millones en créditos de libre disposición a los que El Corte Inglés puede acceder durante cinco años a partir de la firma del acuerdo. 

El director financiero del grupo, Óscar Fernández de Llano, resumió la situación en la conferencia con inversores el pasado viernes.“La mejora de los flujos de caja en 2018 fue producida por una mayor capacidad de generación de liquidez en nuestras operaciones, tanto de retail como de no retail", explicó.

Fernández de Llano añadió que esta mejora también se produjo por una mayor rentabilidad del negocio, "derivada de la implementación de nuestra estrategia”.

Los datos de la compañía se conocen en un momento en el que el equipo directivo sigue empeñado en un objetivo: mejorar el el grado de inversión por parte para acceder a fuentes de financiación en condiciones más ventajosas. 

No extraña que por ese motivo la compañía se haya centrado, sobre todo, en reducir su endeudamiento, un objetivo vital para poder mejorar su calificación crediticia, que ahora mismo es de bono basura

El Corte Inglés llena la caja

Los datos proporcionados ante los analistas ponen de maniftesto que El Corte Inglés cerró el pasado ejercicio con una posición de caja de 240 millones de euros. Ese resultado supone, una vez descontadas las cifras de Óptica 2000, 21 millones más que el año anterior.

Se trata del segundo año consecutivo en el que El Corte Inglés mejora su posición de caja. Los 240 millones registrados por el grupo suponen además un incremento del 166% en las cantidades de efectivo que tenía en el banco respecto a 2013, cuando cayó a 90 millones.

Esta cantidad se obtuvo en gran medida gracias a los 318 millones que se anotó como cobros por desinversiones, que compensaron los mayores pagos por la amortización de deuda. 

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad