En la imagen, el centro comercial de El Corte Inglés en Marineda City (A Coruña).

El Corte Inglés: ni los grandes fondos quieren sus centros comerciales

stop

El Corte Inglés solo recibe una oferta por toda su cartera inmobiliaria y apostará por family offices y especialistas para vender activos sueltos

Madrid, 24 de mayo de 2019 (09:36 CET)

Solo una oferta por el total de su cartera. Eso es lo que ha recibido El Corte Inglés tras cerrar el jueves el plazo por sus activos inmobiliarios, lo que hace pensar que está lleno de activos sin valor. Ni siquiera los fondos gigantes del ladrillo que han comparado casi todo en España, Blackstone, Cerberus y Lone Star han pujado por el total de los activos.

El único gran fondo que ha hecho una oferta por la cartera ha sido Apollo, aunque a "precio de derribo", según publica Vozpópuli. Esto ha obligado a El Corte Inglés a tener esta opción como plan "B" y apurar al máximo los tiempos para intentar conseguir una oferta que se acerque a la cantidad prevista por el grupo español.  

Así, la estrategia de los grandes almacenes pasa por apostar por family offices y especialistas para vender su ladrillo. Cerca de 70 grupos familiares, operadores especializados y fondos conservadores habían mostrado interés por hacerse con inmuebles sueltos, según explica El Confidencial.

El Corte Inglés ha invitado a estos operadores a presentar ofertas no vinculantes por activos sueltos. Algunos de ellos son viejos conocidos del sector inmobiliario, como Merlin, mientras que la mayoría están más inclinados a mejorar las ofertas por activos de sus respectivas ciudades, grupos inversores latinoamericanos y fondos de pensiones.

Maximizar los ingresos

Permitir que los interesados pujen por activos concretos o parte de la cartera es una fórmula para maximizar el valor de los inmuebles. Esta facilita conseguir ofertas más altas pero puede provocar que haya propiedades que se queden sin vender.

Fuentes inmobiliarias no descartan que finalmente se acepte la propuesta de Apollo si mejora los términos de la puja. Por su parte, El Corte Inglés reconoce que la compañía no tiene presión para cerrar el proceso y que se dará prioridad a maximizar la cartera.

La consultora PwC es la encargada de analizar las propuestas que hay encima por los 95 activos de la cartera, hay 14 centros comerciales y oficinas, 16 parcelas y el resto son tiendas pequeñas, aparcamientos, almacenes y otros inmuebles. 

La mayor parte de las propiedades de las que se desprende El Corte Inglés están ubicados en Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla

La mayor parte de las propiedades de las que se desprende El Corte Inglés están ubicados en Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla, y suman una extensión de 1,2 millones de metros cuadrados, lo que significa desprenderse de la décima parte de su superficie inmobiliaria.

Entre los activos en venta se encuentran los centros de Marineda City (A Coruña), el de Xanadú en Madrid, Independencia en Zaragoza, Can Dragó en Barcelona, El Capricho en Málaga, San Juan de Aznalfarache en Sevilla, Ademuz en Valencia o Siete Palmas en Sevilla.

La intención, sobre todo con los 14 centros comerciales que pone a la venta, es que El Corte Inglés se mantenga como inquilino. Desde el mercado explican que uno de los puntos más complejo de este proceso están siendo las negociaciones en la parte del arrendamiento de estos sale & lease back

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad