Íñigo Urkullu y Pedro Sánchez durante una visita del lehendakari a la Moncloa.

País Vasco y Navarra marcan perfil propio para atraer inversión

stop

Los gobiernos forales mejoran su fiscalidad para captar gestores de capital privado por el brexit, que incentiven las inversiones en la región

Madrid, 17 de enero de 2020 (04:55 CET)

El pistoletazo de salida a la nueva legislatura está provocando que tras un largo periodo de parón, sean muchos los colectivos que están aprovechando estos días para poner sobre la mesa sus propuestas para el Gobierno. El sector del capital privado también cuenta con las suyas -como una regulación más favorable que fomente este sector, cuyo peso en el PIB es inferior al 2%.

Para Ascri, Asociación Española de capital, crecimiento e inversión, justo por la peculiaridad del Ejecutivo, con una coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, si durante esta legislatura se dan pasos adelante en esta materia "aportarían una gran seguridad jurídica", apunta su vicepresidente, Juan Leach.

Aunque hasta ahora los mensajes que llegan desde el nuevo gobierno están más enfocados hacia la subida impuestos a las rentas altas o las empresas, algunas autonomías en las que ahora los socialistas ostentan la presidencia, como Navarra, o en el País Vasco donde gobierna el PNV (clave tanto para la investidura de Pedro Sánchez, como para dar estabilidad a la legislatura) han dado pasos adelante para flexibilizar su fiscalidad y favorecer la llegada de inversiones, aprovechando su mayor autonomía. Es un movimiento especialmente oportuno para captar talento financiero del brexit, capaz de generar riqueza indirectamente, tanto por los servicios que contratan, como por las posibles inversiones que pueda fomentar en la región.

"España es uno de los lugares más atractivos para vivir. Si el contexto fiscal mejorara, sería una gran oportunidad para atraer gestores de capital riesgo, que se van a ver obligados a mover sus vehículos para mantenerse dentro la Unión Europa", señalan. "Nosotros somos pragmáticos y al final una mayor actividad económica genera mayor recaudación fiscal", reflexionan desde Ascri.

Son varias las voces que reconocen que el brexit es una oportunidad para Europa y para España. La captación de empresas que dejan la City por la ruptura no ha sido especialmente brillante, pero Ascri cree que todavía hay tiempo para atraerlas a territorio español. "Puede que lleguemos algo tarde, pero el brexit aún no se ha producido y los profesionales no han salido corriendo de Londres", apuntan. 

Este miércoles, la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, también predijo un nicho de oportunidad para el sector financiero europeo tras el brexit.

Portugal, por ejemplo, es uno de los países que en los últimos meses ha visto una clara oportunidad y ha mejorado notablemente el entorno fiscal para las rentas altas. 

El capital privado, a mejor en 2019

El sector del capital privado continúa creciendo en España y habría vuelto a marcar un récord en volumen de inversión en 2019, con operaciones valoradas en 8.513 millones, repartidas en casi 700, de acuerdo con Miguel Zurita, presidente de Ascri. Esta cifra es un 42% más alta que la lograda durante el mismo periodo del año anterior. "A pesar de las incertidumbres, el sector del capital privado consolida su crecimiento y madurez gracias a la abundante liquidez, confianza y atractivo hacia el mercado español y el buen momento de las gestoras naiconales e internacionales", señala la asociación.

Zurita insiste en que aunque en sectores determinados, como el inmobiliario, sí se ha notado una moderación de la actividad, la incertidumbre generada por el largo periodo de gobierno en funciones, "no ha frenado inversiones que estuvieran en marcha".

Las desinversiones también crecieron, para alcanzar 2.260 millones a precios de coste.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad