Logotipo del Teatro Real bordado sobre tapiz. EFE/Paco Campos

El Teatro Real se come las reservas y se pone al borde del rescate

stop

El Teatro Real pierde más de 31,7 millones de euros de los fondos propios en ocho años y tiene la cuenta en negativo

Madrid, 27 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

El Teatro Real acaba de presentar cuentas, el "ejercicio más alto" de toda su historia. Pero mientras que la institución alardea de cerrar el año con unos ingresos de 56,8 millones de euros -unos 1,2 millones de euros más de lo esperado- la realidad es otra distinta.

El Teatro Real está en números rojos: su cuenta de fondos propios pierde dinero. Tanto es así que en 2017 tenía un saldo negativo de 592.907 euros, según datos publicados por el BOE. En solo ocho años, desde 2009, el teatro ha perdido 31,7 millones de euros. 

De esta forma, ha pasado de un amplio superávit millonario a un déficit de más de medio millón de euros a falta de conocer las cifras de 2018, que se publicarán el ejercicio siguiente en el Boletín Oficial del Estado.

El director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer, admite que en las cuentas de 2018 los fondos propios seguramente seguirán en negativo. "La única solución sería que las administraciones dotaran de dinero para ello, pero al ser una fundación no tiene sentido", defiende.

En una sociedad, el patrimonio neto negativo puede ser causa de disolución o de un concurso de acreedores. García-Belenguer defiende que en una fundación esto no es importante y que "le ocurre al 80%" de ellas.

Sin embargo, Enrique Rua, asesor contable de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), afirma que el artículo 22 del reglamento de fundaciones de 2005 establece que cuando se registra una reducción grave de los fondos propios "el protectorado debe instar al patronato para que tome medidas".

"Cuando durante dos ejercicios consecutivos se aprecie en las cuentas anuales de una fundación una reducción grave de sus fondos propios que ponga en riesgo la consecución de sus fines, el protectorado podrá requerir al patronato a fin de que adopte las medidas oportunas para corregir la situación", explica la ley.

Las pérdidas de la cuenta de resultados del Teatro Real ascienden a 6,1 millones de euros en 2017

Rua comenta que "es una situación preocupante que no es habitual en las fundaciones". Fuentes del Teatro Real aseguran que en su caso "no se pone en riesgo la consecución de sus fines", que explican que es la actividad cultural.

En 2017 las pérdidas totales de la cuenta de resultados del teatro ascendían a 6,1 millones de euros. Un gran contraste frente al año anterior, cuando terminó con un superávit de 7,4 millones. 

En 2016 las donaciones recibidas por un total de 17,7 millones le salvaron las cuentas, lo que le permitió cortar una racha de ocho años en pérdidas. El teatro madrileño ha logrado sobrevivir sin pedir inyecciones extraordinarias de las administraciones públicas, a diferencia de otros grandes teatros. 

Depreciación de la amortización 

El director general del Teatro Real justifica que no han utilizado los fondos propios para mostrar cifras positivas, sino que pierden ese dinero por "depreciación de la amortización" de los bienes muebles. 

"Los fondos propios se van por las cuotas de amortizaciones", asegura. Esto se explica, según García-Belenguer, porque "en una sociedad gran parte de la recapitalización es el patrimonio, que suele estar impulsado por el valor de los bienes inmuebles". 

"Nosotros no contamos con bienes inmuebles, sino que el edificio que tenemos está cedido por el Estado. Todo lo que nos dotan las administraciones públicas son bienes muebles, que con el tiempo sufren una depreciación del valor. Siempre se va a perder valor", apunta. El edificio está cedido a la fundación durante 75 años.

"Como la fundación está totalmente saneada, los datos presupuestarios son buenos, el resultado económico presupuestario es positivo... no es necesario recuperar los fondos propios sino que si se hacen aportaciones se destinarán a la recuperación o a la mejora de la programación artística", asegura el director.

Contentos con las cifras de 2018

García-Belenguer incide en que, para una fundación, lo relevante es el saldo presupuestario. Según los responsables del teatro, -Ignacio García-Belenguer; el presidente Gregorio Marañón y el director artístico Joan Matabosch- el estado financiero este año es de "equilibrio presupuestario".

El teatro cierra 2018 con unos ingresos de 56,8 millones de euros, una cifra superior en 1,3 millones al presupuesto de 2017, que fue de 55,5 millones. Además aumenta sus ingresos por taquilla en tres millones de euros, hasta los 25,2 millones. De hecho, es su principal fuente de ingresos: el 44,3%.

En 2018 los ingresos por patrocinio fueron de 14,3 millones de euros, procedentes de 110 patrocinadores, con 15 patrocinadores nuevos. ​García-Belenguer comenta que por parte del patronato "son todo felicitaciones".

La financiación privada supera la pública

Por último, las subvenciones de las Administraciones públicas representan el 25% del presupuesto: 14,2 millones de euros. Estas vienen del Ministerio de cultura y Deporte, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid. Por primera vez, la financiación privada es superior a la pública.

"Habiendo bajado las subvenciones de 26 millones a los 14 actuales al año por la crisis, hemos conseguido dar beneficios con un plan de saneamiento, aunque esa no es la finalidad de la fundación", aclara.

En cuanto a los gastos de 2018, el grueso se destinó a las producciones: 22,3 millones de euros, el 41%. El resto son de las partidas de personal, con 16,9 millones (el 25%), Orquesta y Coro (10,7 millones, 20%).  Por otra parte, las inversiones solo suponen el 1%: 363.279 euros. En total, unos 55 millones de euros en los resultados presupuestarios frente a los 52 de 2017.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad