La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, durante la junta general de accionistas del Banco Santander/EFE
stop

El Banco Santander ofrece a los sindicatos elevar hasta el 75% el importe de la prejubilación para todos los mayores de 55 años

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, durante la junta general de accionistas del Banco Santander/EFE

Madrid, 11 de junio de 2019 (14:03 CET)

El Banco Santander acerca aún más posturas con los sindicatos respecto a las condiciones del ERE. Tras la quinta reunión oficial, mejoran las condiciones para los prejubilados más jóvenes, y se acercan más a lo ofrecido en el ERE de un año atrás de los Servicios Centrales, una de las principales reivindicaciones de CCOO y UGT. Se trata, según dan a entender los sindicatos, de la oferta final de la entidad.

Así, entre las novedades tras la reunión, se unifican en un único colectivo todas las personas por encima de 55 hasta los 61 años, con una propuesta de prejubilación con el 75% del salario. Para los mayores de 62 años, el banco efectuará un pago de 20 días por año trabajado, con el límite de una anualidad y sin primas.

También se mejoran las condiciones para las personas de 50 y 51, que se une al colectivo que percibiría la indemnización del 60% de seis anualidades, que antes estaba formado por los de edades comprendidas de 52 a 54 años. 

A este grupo también dará primas por voluntariedad de 2.000 euros por cada trienio completo trabajado, una prima adicional de entre 5.000 y 30.000 euros en función de su antigüedad y otra de 15.000 euros.

Por su parte, los empleados hasta 49 años o que no cuenten con al menos 15 años de antigüedad, podrán dejar la entidad con una indemnización de 40 días por año trabajado (máximo de 24 mensualidades). A esto se suman primas de 2.000 euros por cada trienio de antigüedad y otras en función de los años que lleve en el banco.

Se elimina la movilidad superior a 75 kilómetros

También se elimina la propuesta de movilidad superior a los 75 kilómetros y hasta los 100 kilómetros. Con esto, los empleados podrán ser desplazados hasta 75 kilómetros cierre o no la oficina, con las indemnizaciones y condiciones del acuerdo suscrito en 2017.

Por su parte, CCOO considera que "aún queda recorrido para reducir el número" de afectados, que puede llegar hasta en los 3.464, unos 249 menos de la primera propuesta del Santander.

El sindicato también pide que se mejoren las garantías de adscripción voluntaria "con los recursos suficientes y la neutralidad de recursos humanos". Además, quieren que se apueste por la recualificación de las personas que continúen en el Santander para afrontar los desafíos de la digitalización.

La entidad y los sindicatos volverán a reunirse el 13 de junio, donde se determinará la posible reducción del número de empleados afectados por el Expediente de Regulación de Empleo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad