stop

Italgas quiere el negocio de Gas Natural en Italia, pero el posible interés de algunos fondos alienta una puja que suba el precio hasta los 700 millones

Xavier Alegret

Gas Natural busca el mejor momento para vender su negocio en Italia. En la imagen, Isidro Fainé durante la junta general de accionistas del grupo de 2016. EFE/Quique García

Barcelona, 23 de mayo de 2017 (07:55 CET)

La reforma energética iniciada en Italia ha llevado a Gas Natural a poner el cartel de se vende a su negocio en el país. La compañía española ya ha recibido el interés de una compañía, el gigante italiano del sector, Italgas, pero antes de iniciar el proceso de venta, espera recibir más ofertas que suban la puja hasta su precio objetivo.

La compañía española quiere recibir 700 millones de euros por sus activos en Italia, donde opera tanto gas como electricidad. La reforma del mercado del gas, con nuevas particiones territoriales que favorecen a las grandes compañías, deja a Gas Natural, un actor pequeño en el país, con unos 450.000 clientes, en una situación difícil.

La gasista contrató a Rotschild para que estudiara su futuro en el país, y la conclusión la puso ante un dilema: o doblar esfuerzos e inversión para concursar con fuerza o irse. Y, teniendo en cuenta que el foco de crecimiento lo tiene en Latinoamérica, optó por la segunda.

La reforma del mercado del gas en Italia lleva a Gas Natural a salir del país, aunque sin prisas

La energética que preside Isidro Fainé ha iniciado el camino de salida de Italia, pero con prudencia y sin prisas. Pese a que su negocio en el país ya ha recibido interés, todavía no ha abierto formalmente el proceso de venta. Los motivos, que estos procesos son lentos y que espera que haya otras compañías, y fondos, que se interesen por su negocio y den interés a la puja, según han explicado fuentes del sector.

Italgas ofrece entre 500 y 600 millones de euros, según adelantó Reuters, por los negocios y activos de Gas Natural en Italia. La compañía que dirige Rafael Villaseca entró en el país en 2002 y opera varias empresas: desde comercialización de electricidad y gas natural hasta distribución de gas en el mercado regulado, pasando por el desarrollo de una planta de regasificación.

La cifra ofrecida por el gigante italiano, y tercer mayor gasista de Europa, está por debajo de lo que quiere Fainé: 700 millones de euros. Se esperaba que Gas Natural cerrara la venta antes de final de año, pero previsiblemente no abrirá el proceso hasta después de verano, lo que podría retrasar la venta. Lo que espera que pase hasta entonces es que algún candidato más dé el paso.

Italgas puede no estar sola en la puja: el fondo F2i también mira a Gas Natural Italia

Los fondos de inversión en infraestructuras y energía están muy activos en los últimos meses, buscando oportunidades de inversión. Uno de ellos podría ser el italiano F2i, propietario de 2i Rete Gas, la segunda mayor distribuidora de gas de Italia que con la compra de los activos de Gas Natural, se acercaría un poco a Italgas. También se ha hablado de Edison, la compañía italiana del grupo EDF.

El negocio más importante de Gas Natural en Italia, y el que ha provocado su decisión de salir, es la distribución regulada de gas. El año pasado, este negocio obtuvo un ebitda de 62 millones, un 6% menos que el año anterior. La cifra no llega ni a una décima parte del ebitda que generó el mismo negocio en Latinoamérica (779 millones) y en España (889 millones). El resultado de explotación de la distribución de gas en el país fue de 38 millones, un 1,2% del total de Gas Natural.

Las cifras hablan por sí solas. El negocio en Italia no es estratégico, y la compañía necesita ese dinero, y el que pueda sacar por la venta de un 25% de su red de distribución en España, si finalmente lo lleva a cabo, para incrementar las inversiones en Latinoamérica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad