La sede del matadero de Incarlopsa, proveedor de Mercadona, en Tarancón, Cuenca.

El carnicero de Mercadona se expande tras sus éxitos con Juan Roig

stop

Incarlopsa, principal proveedor de ibéricos de Mercadona, compra una empresa de jamón de Jabugo como parte de su estrategia de expansión

Barcelona, 12 de septiembre de 2019 (20:12 CET)

Tras cerrar un ejercicio 2018 de récord, con un incremento de ventas del 9%, Incarlopsa –el principal proveedor de jamón e ibéricos de Mercadona– se siente confiado para gastar e invertir en su expansión, que este año le ha llevado incluso a debutar en Estados Unidos. El grupo confirmó este jueves la compra de una empresa de jamón de Jabugo, como parte de su plan de crecimiento.

Se trata de la sociedad Sánchez Romero Carvajal Jabugo SAU, una filial del grupo Osborne, de la que Incarlopsa se ha hecho con el activo e instalaciones que poseía en Jabugo, Huelva, una localidad que produce un jamón con Denominación de Origen Protegida (DOP). El carnicero de Mercadona ha preferido no desvelar el monto de la operación, informó El País.

La compra deja a Incarlopsa en poder de un secadero de jamones y paletas en Jabugo que cuenta con una superficie total de 20.419 metros cuadrados ampliable a 24.500 metros cuadrados, con capacidad de almacenamiento de unas 250.000 piezas aproximadamente, según una nota de prensa enviada por la compañía.

La operación se realizó a través de la matriz de Incarlopsa, la sociedad Serlopi, y el consejero delegado de la marca, Clemente Loriente, ha asegurado que su objetivo es incrementar su capacidad de secado de jamones y paletas ibéricas, así como crecer en productos de máxima calidad dentro de la DOP Jabugo.

Esta planta está ubicada en un edificio que, además de una gran nave, tiene a pie de calle un mesón Cinco Jotas y una tienda del mismo nombre en la que se venden jamones y otros productos ibéricos, licores y vinos. Está ubicado en la principal arteria comercial de la localidad.

Incarlopsa se expande para no depender solo de Mercadona

El año 2018 fue muy productivo para el carnicero de Mercadona. Incarlopsa vendió un 9% más el año pasado, según se desprende de sus cuentas anuales presentadas ante el registro mercantil. Su facturación incrementó hasta los 742,4 millones de euros, desde los 678,8 millones de 2017.

Las ventas de embutidos y productos ibéricos aumentaron un 15% el pasado ejercicio, las del jamón un 9,7% y las de los elaborados un 5,7%. El grueso de estas ventas tienen lugar en las estanterías de Mercadona, pero muchos de los gastos en los que está incurriendo la empresa están relacionados con su expansión más allá de la cadena de supermercados de Juan Roig.

Y es que, además de comprar en enero de 2019 la mayoría de la empresa estadounidense Acornseekers –especializada en ibéricos 100% puros de bellota en el complicado mercado americano–, la compañía taranconera compró en 2018 la unidad productiva de Jamones y Embutidos SA en Huelva, con una capacidad de almacenamiento de 130.000 piezas.

Además, según su memoria anual de 2018, el carnicero de Mercadona tiene previsto destinar 45,8 millones de euros a la mejora de sus instalaciones en España durante 2019.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad