Joaquim Molins, nuevo presidente ejecutivo del Liceu

stop

El empresario y ex político encabezará el patronato de la institución cultural los próximos cinco años

Joaquim Molins, nuevo presidente ejecutivo del Liceu - EFE

13 de marzo de 2013 (16:43 CET)

Joaquim Molins, ex conseller de CIU en el Parlament y consejero de Cementos Molins, es el nuevo presidente del Patronato del Gran Teatre del Liceu y de la comisión ejecutiva. Ejercerá este cargo los próximos cinco años, renovables hasta pasar una década al frente de la institución cultural.

Molins ha sido el candidato de consenso de los miembros del patronato, quienes han destacado su larga trayectoria política y capacidad ejecutiva. Tienen silla en el órgano directivo el Ministerio de Cultura, la Generalitat, el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona. Preside sus reuniones el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas.

Político de Unió Democrática

Nacido en Barcelona en 1945, Molins es ingeniero industrial y máster en Economía y Dirección de Empresas por IESE. Tiene una trayectoria política dilatada, siempre junto a Unió Democràtica (UD). Fue diputado en Madrid, conseller de Comercio y Turismo y de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat y candidato a la alcaldía de Barcelona en varias ocasiones.

Se retiró de la vida política, aunque en 2012 fue elegido consejero delegado de la agencia metropolitana de desarrollo urbanístico e infraestructuras Barcelona Regional.

Nuevos estatutos

El nombramiento del nuevo presidente ejecutivo viene derivado de las modificaciones en los estatutos del Liceu, que se aprobaron en julio de 2012. Entonces, los representantes de las instituciones públicas y del sector privado que conforman los órganos del gobierno del teatro acordaron que la presidencia dejara de ser rotatoria entre administraciones para recaer en manos de un representante de la sociedad civil.

El Liceu defiende que Molins garantiza la continuidad en el ejercicio de la presidencia y la dedicación intensiva. También encabezará la comisión ejecutiva, un cargo que en los últimos meses ha ostentado el conseller de Cultura, Ferran Mascarell.

Representantes públicos

Según los nuevos estatutos, las administraciones se reparten otras cuatro vicepresidencias lideradas por Mascarell, el secretario de Estado de Cultura, el alcalde de Barcelona y el presidente de la Diputación de Barcelona.

En la reunión de este martes también se ha nombrado a los representantes de la Generalitat en la cúpula del Liceu (Pilar Pifarré, Jordi Sellas y Josep Maria Busquets), del Ministerio de Cultura (Santiago de Torres y Francisco Gaudier) y de la Societat del Gran Teatre del Liceu (Àgueda Viñamata).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad