José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España, en una imagen de archivo. EFE

La Cámara de España abre la guerra contra la Cámara de Barcelona

stop

La Cámara de España califica de “lamentable” la declaración de la Cámara de Barcelona a favor de las movilizaciones por la sentencia del procés

Barcelona, 07 de octubre de 2019 (18:09 CET)

La Cámara de Comercio de España que preside José Luis Bonet ha calificado de “lamentable” la declaración de la Cámara de Barcelona por la que se suma a las movilizaciones de protesta contra la previsible sentencia condenatoria del juicio del procés.

No solo condena la declaración institucional en apoyo a “una respuesta de país” contra la sentencia del Tribunal Supremo, sino también la consulta que ha convocado entre el empresariado catalán para conocer su opinión sobre la independencia.

La Cámara de Barcelona, liderada por el independentista Joan Canadell, apoyará las movilizaciones que se preparan como protesta por la sentencia del procés, que probablemente incluirán una huelga general. Además, desde el viernes realizan una consulta para que los empresarios opinen sobre cómo les afectaría una hipotética independencia.

Mediante un comunicado, la Cámara de España rechaza la declaración de la cámara barcelonesa porque “queda fuera” de su objeto, que es la defensa del interés general del comercio, y “quiebra principios constitucionales como la independencia judicial y la unidad de España”.

Bonet recuerda los principios constitucionales

Recuerdan que en la reunión del comité ejecutivo de la Cámara de España del pasado julio, que contó con la presencia de Canadell, Bonet subrayó “la necesidad de respetar la debida lealtad institucional entre las cámaras de comercio y los principios constitucionales recogidos en la Constitución de 1978 como son: democracia, unidad nacional, monarquía parlamentaria, estado de derecho, principio de legalidad, separación de poderes y respeto a la independencia judicial,  economía social de mercado –y dentro de ella la empresa como pieza clave del sistema-, estado del  bienestar y estado de las autonomías”. 

En aquella sesión, Canadell no formuló ninguna objeción a las declaraciones de Bonet. Ni siquiera tomó la palabra pese a figurar como vicepresidente de la Cámara de España.

La Cámara de España considera “lamentable” la declaración de la cámara barcelonesa, así como las consultas que han convocado. Ambas cuestiones serán tratadas en la próxima reunión del comité ejecutivo.

La tutela de la Cámara de Barcelona corresponde a la Consejería de Empresa de la Generalitat que encabeza Àngels Chacón. Este martes, la consejera se reunirá con los presidentes de las trece cámaras de comercio catalanas para abordar la redacción de una nueva ley reguladora de estas instituciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad