La Fiscalía investiga al hijo menor de Pujol por la compra de las sedes de Prisa

stop

La policía sospecha que Oleguer Pujol blanqueó dinero con las compras de edificios

Sede de Prisa, en Madrid.

29 de julio de 2014 (11:05 CET)

Casi nadie se salva en la familia Pujol. La Fiscalía Anticorrupción ha abierto una investigación contra Oleguer Pujol, el hijo menor del expresident de la Generalitat, por un presunto delito de blanqueo de capitales en la compra de los edificios del grupo Prisa y del centenar de oficinas de Bankia que adquirió por medio de un entramado inmobiliario con tentáculos en varios paraísos fiscales, según publica este martes el diario El Mundo.

La policía tiene indicios de que el menor de los hijos de Jordi Pujol devolvió con dinero escondido en paraísos fiscales los créditos que le otorgaron varias entidades bancarias para comprar inmuebles por más de 3.000 millones de euros.

El más listo y aventajado

De 42 años, Oleguer Pujol siempre ha sido considerado por su padre como el más listo y aventajado de sus siete hijos. Oleguer, según sospecha la Unidad de Delincuencia Economía y Fiscal de la Policía Nacional (Udef), creí un entramado de empresas (Mare Nostrum, Dragó Capital, Dragó Real Estate Partners, Samos y Longshore) con presencia en las antillas holandesas, Jersey, Guernsey y Luxemburgo.

Una de las operaciones estrella de Oleguer ha sido la compra de las tres grandes sedes históricas del grupo Prisa: dos en Madrid (en las calles de Gran Via y Miguel Yuste) y una en Barcelona, en la calle Caspe. Pujol compró los inmuebles por 300 millones de euros bajo la modalidad de leaseback, mediante la cual el propietario, después de vender el inmueble, pasa a ser inquilino. Pero sus planes iniciales se torcieron y comenzó negociaciones con la tienda de bajo coste Primark para echar al Grupo Prisa.

Oleguer dejó hace años su Catalunya natal para residenciarse en Madrid donde los tipos máximos de IRPF tributan al 51,5%, cuatro puntos y medio menos que en Catalunya (56%).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad