Mikhail Fridman en una fotografía de archivo.

Así es la humilde vida de Alexander Fridman, el hijo del dueño de DIA

stop

El hijo del multimillonario dueño de DIA tiene 19 años, vive en un piso de alquiler en las afueras de Moscú por 455 euros al mes y va en metro al trabajo

Madrid, 03 de febrero de 2020 (14:02 CET)

No todos los hijos de los multimillonarios viven de la fortuna de sus padres. Alexander Fridman es el hijo del multimillonario inversor ruso Mikhail Fridman —dueño de las cadenas de supermercados DIA— y undécima persona más rica de Rusia.

Tiene sólo 19 años, vive de alquiler en un apartamento de 450 euros en las afueras de Moscú (Rusia) y coge el metro para ir a trabajar, según Alexander Sazonov e Irina Reznik de Bloomberg.

Y, a pesar de la fortuna de 13.700 millones de dólares (12.400 millones de euros) de su padre, Fridman dice que es financieramente independiente, y que se mantiene gracias a las empresas de distribución de productos de cachimba y la compañía de marketing online que él mismo ha fundado. 

"Como, vivo, duermo y me visto con todo lo que gano", explica Fridman. Eso sí, Fridman es todavía relativamente nuevo en este humilde estilo de vida. El año pasado se graduó en un internado inglés con la intención de matricularse después den la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, según Bloomberg. Pero, finalmente, ha decidido emprender en lugar de obtener un título de negocios. 

"Tengo amigos que se han graduado en Yale —una de las universidades más famosas de Estados Unidos— y ahora tienen 23 años y ganan entre 80.000 dólares y 100.000 dólares —entre 72.500 euros y 90.600 euros— trabajando 16 horas al día", dice Fridman a Bloomberg. "Puedes ganar más dinero de una forma más ingeniosa".

El padre de Fridman, Mikhail Fridman, está en el puesto número 11 de las personas más ricas de Rusia tras cofundar la compañía de inversiones Alfa Group. La empresa tiene participaciones en el supermercado ruso X5 Retail Group y el quinto banco más grande de Rusia, según Bloomberg. Según Alexander, Mikhail le dijo a su hijo que piensa donar su multimillonaria fortuna a la caridad tras su muerte en vez de dejársela a la familia.

"Mi padre me dijo que en nuestro país los negocios y la política están estrechamente relacionados", dice Alexander Fridman a Bloomberg. "He vivido pensando que no heredaría ninguna fortuna".

El camino que ha tomado el hijo del propietario de Dia no es el que suelen tomar los hijos de los más ricos de Rusia. Por ejemplo, la hija del multimillonario magnate del acero Victor Rashnikov se unió a su padre en el consejo de administración de su compañía, y el hijo del multimillonario Andrey G. Guryev se convirtió en el CEO del fabricante de fertilizantes que fundó su padre, según Bloomberg.

Los herederos rusos no suelen evitar la fortuna de sus padres. De hecho, la suelen aprovechar como la hija de otro de los multimillonarios rusos que se hizo famosa en 2018 por celebrar su boda de 1,6 millones de dólares (1,4 millones de euros) en un club de campo de Moscú. Sólo su vestido se estimaba que costaba cerca de 219.000 dólares (198.000 euros) y la comida eran más de 460.000 dólares (417.000 euros), según Insider.

Noticia original: Business Insider

Autor: Taylor Nicole Rogers

Hemeroteca

Supermercados DIA
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad